scorecardresearch

CCOO y UGT piden campañas centradas en los acosadores

SPC
-

Los sindicatos consideran que el Pacto de Estado contra la violencia contra las mujeres no debe tener fecha de caducidad y estar siempre en la agenda política

La secretaria de Igualdad y Política Social de UGT, Ana Victoria Zumalacárregui, y la secretaria de Mujeres y Políticas de Igualdad de CCOO, Yolanda Martín, presentan el manifiesto conjunto contra la violencia de género. - Foto: R. Valtero (Ical)

Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores de Castilla y León reclamaron hoy en Valladolid campañas que pongan "el foco" en los acosadores y maltratadores al considerar que siempre se "responsabiliza" a las mujeres y es necesario buscar un cambio de actitud de los hombres, además de "redoblar" esfuerzos para que los recursos de las administraciones lleguen a las féminas del mundo rural. Con motivo de la presentación del Día Internacional para Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, que tendrá lugar mañana 25 de noviembre, los sindicatos también instaron a que los gobiernos central y autonómico dediquen recursos y garanticen el carácter "permanente" y "esencial" de los servicios de prevención y de atención integral a las víctimas de violencia machista. "El Pacto de Estado contra la violencia contra las mujeres no debe tener fecha de caducidad y estar siempre en la agenda política", sentenciaron ambos sindicatos

La secretaria autonómica de Mujeres y Políticas de Igualdad de CCOO, Yolanda Martín, se mostró satisfecha con el acuerdo alcanzado en el marco del Diálogo Social para la actualización de la Ley de Violencia de Género en Castilla y León, que aún está pendiente de pasar por las Cortes. Echó en falta que esta ley no contemple más campañas contra los acosadores. "Detrás de las mujeres asesinadas, hay un hombre que las asesina", sentenció.  

También, hizo un llamamiento a la Junta y el empresariado para que las ayudas a la reinserción laboral de las víctimas se den a conocer, además de fomentar un empleo de calidad. No en vano, recordó que en 2019 hubo 92 contratos bonificados, de los que 63 fueron temporales y 29 indefindidos. Es decir, siete de cada diez mujeres tuvieron un empleo precario.  

Martín consideró, según recogió la Agencia Ical, que las agresiones sexuales y los asesinatos de mujeres son el "punto del iceberg" e hizo hincapié en los "muchos" micromachismos, que son el desencadenante de los maltratos. "En ocasiones, son aplaudidos chistes o las imágenes que sexualizan a las mujeres. Al final, la mujer es vista como un ser inferior y parece que el hombre tiene poder sobre ella", lamentó.  

En el mismo sentido, se procunció la secretaria de Igualdad y Política Social de UGT, Ana Victoria Zumalacárregui, quie apostó por el fomento de la educación para cambiar la mentalidad de los ciudadanos por que el "germen" de la violencia de género es el sistema patriarcal. "Nos consideran objetos y hay que cambiar todo esto. Al final, la igualdad es cosa de todos, de ellos y de ellas", añadió.  

De ahí que una de las demandas del manifiesto conjunto de CCOO y UGT, que será leído mañana jueves a las 12,30 horas en la Plaza Madrid de Valladolid, es mayor celeridad sobre las causas estructurales, en especial sobre la desigualdad y discriminaciones por razón de sexo, impulsando también actuaciones, programas y políticas de prevención, detección e intervención en los ámbitos educativo, cultural, económico y sanitario por que la "mejor lucha contra la violencia es impedir que se produzca". Además, las organizaciones sindicales se sumarán a las manifestaciones convocadas por la tarde por las coordinadoras de mujeres en numerosas localidades de la Comunidad.

Y es que los sindicatos exigieron "tolerancia cero" contra todas las violencias machistas y todo tipo de conductas de violencia contra las mujeres. "Debemos denunciar y participar activamente en la prevención y protección frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo en el trabajo y en la mejora de los derechos socioeconómicos y laborales de las mujeres víctimas de las violencias machistas", señaló el manifiesto.  

Menos denuncias y órdenes de protección

En Castilla y León, según los datos de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, entre 2003 y 2021, 55 mujeres han sido asesinadas por violencia de género a manos de sus parejas o exparejas. En lo que va de año, son tres que han dejado a otros tantos menores en situación de orfandad. Además, los sindicatos advirtieron que la pandemia del COVID ha agravado la violencia en sus "múltiples expresiones", especialmente debido al confinamiento, ya que se produjo un incremento de la exposición de las mujeres a las violencias machistas. No en vano, señalaron que se redujeron un 9,7 por ciento las denuncias por violencia de género (con 511 menos), el cómputo de víctimas descendió un 8,1 por ciento (418 menos), las medidas y órdenes de protección disminuyeron en un 6,7 por ciento y se dictaron 318 sentencias condenatorias menos que en el año anterior. "Todo ello no se debió desgracadiamente a un descenso de la violencia machista, sino a las dificultades incrementadas de las víctimas para tener autonomía, denunciar y defender sus derechos", significó Victoria Zumalacárregui.

La responsable de UGT lo justificó al señalar que los 98 días de confinamiento del año pasado por la pandemia las llamadas al 016 aumentaron un 30 por ciento, hasta 335 llamadas más que en el mismo periodo del año anterior. Los sindicatos mencionaron los datos preocupantes que arroja la Macroencuesta sobre violencias hacia las mujeres de 2019, elaborada por el Centro de Investigaciones Sociológicas, que recoge que una de cada dos mujeres mayores de 16 años ha sufrido violencia a lo largo de sus vidas. Algo que es mayor entre las jóvenes, que respondieron que fue del 71 porciento entre las mujeres de 16 a 24 años y el 68 por ciento entre las de 25 y 34 años. Además, el 13 por ciento reconoció haber sufrido violencia sexual a lo largo de su vida.