Cs reconoce que quiere presidir la Diputación de Segovia

DS
-
Cs reconoce que quiere presidir la Diputación de Segovia

El secretario de Acción Institucional de Cs en Castilla y León, David Castaño, ha reconocido que la filosofía de esta formación sigue siendo que la supresión de las diputaciones "es lo más efectivo" aunque ha precisado que trabajará por modernizarlas

Así lo ha manifestado Castaño en declaraciones a Europa Press ante la constitución este viernes de la Diputación de Zamora, donde el único diputado electo de la formación naranja, Francisco José Requejo, será el próximo presidente provincial, además de que este partido ha llegado a acuerdos programáticos en otras instituciones provinciales como Burgos y Ávila. 

En el caso de la Diputación de Segovia, David Castaño ha reconocido que la pretensión de Cs es hacerse con la presidencia de la institución provincial, aunque matizó que habrá que esperar a que se constituya el Ayuntamiento de Segovia y el recurso que ya anunció el PP que podría presentar contra la asignación de escaños en la Diputación. Los populares estudian reclamar la mayoría absoluta que tendrían en la institución provincial si no se computaran los votos de IU en El Espinar, donde la coalición se presentó con otras siglas diferentes a las del resto de la provincia, IU-UP; de ahí que la aplicación informática no computara esos votos a IU al difundir datos por primera vez el viernes 14, aunque Interior los corrigió el sábado 15, y en actas oficiales del 26 de mayo sí se computaron los votos de IU-UP de El Espinar para IU.

En el caso de la Diputación de Zamora, Castaño ha asegurado que desde su posición de presidente, Requejo podrá hacer que se cumpla el acuerdo programático firmado con PP y activar todos los mecanismos para que llegue la mayor financiación a los pueblos, "lo que es un paso importantísimo".

Sobre el caso de Burgos, donde el voto de Cs permitirá que el 'popular' César Rico afronte su tercer mandato al frente de la Diputación, el responsable de Acción Institucional de Cs ha explicado que la voluntad de la formación que lidera Albert Rivera es "extender la limitación de mandatos" a los municipios de más de 20.000 habitantes y a todas las diputaciones provinciales, al igual que se acordó "por ley" en la pasada legislatura para los consejeros y el presidente del Gobierno regional.

"Se dijo por ley, por ejemplo, a Alfonso Fernández Mañueco y a Antonio Silván que no podían ser alcaldes y procuradores a la vez", ha explicado Castaño, quien ha recordado que el mandato de los consejeros y del presidente de la Junta ya está limitado por ley a ocho años, una regulación legal que Cs quiere extender a ayuntamientos y diputaciones como así se recoge en el punto 15 del acuerdo programático suscrito entre el propio Fernández Mañueco y el portavoz de Ciudadanos, Francisco Igea.

No obstante, Castaño ha dejado claro que esa limitación de mandatos, "como nadie ha avisado" a quienes se presentaron para ser alcaldes o presidentes de diputación, comenzará a aplicarse contabilizando a partir de 2015, que fue cuando se firmó el acuerdo de Gobierno entre PP y Cs que permitió nombrar presidente de la Junta a Juan Vicente Herrera y aprobar la Ley del Estatuto del Alto Cargo (donde se recoge la limitación de mandatos).

Esto justifica que César Rico pueda repetir como presidente de la Diputación de Burgos un tercer mandato, caso que no se puede aplicar a Jesús Julio Carnero ya que en su día firmó un acuerdo de limitación de mandatos con la entonces diputada provincial y concejal del Ayuntamiento de Valladolid, Pilar Vicente.

 

Por último, Castaño ha insistido en que la filosofía de Cs es extender la limitación de mandatos como se hizo por Ley para el Ejecutivo de Castilla y León en la pasada Legislatura, al tiempo que ha subrayado que "lo más efectivo" sería suprimir las diputaciones porque con el gobierno regional, los ayuntamientos y las mancomunidades y con una buena ordenación de territorio las instituciones provinciales "no tendrían sentido" además de que se ahorraría un gran coste a la Administración.

"Si por nosotros fuera, si tuviéramos mayoría en el Congreso, las diputaciones se suprimirían y apostaríamos por otra ordenación territorial que permita que llegue más dinero a los municipios, como ocurre en otros países europeos", ha concluido David Castaño.