Unidad en torno a la figura de Delibes

SPC
-

El centenario del nacimiento del escritor recibe un amplio respaldo institucional y social, que recogen el guante lanzado por la familia para que Valladolid sea la sede definitiva de su legado

Foto de familia de los asistentes a la presentación de los actos del centenario del nacimiento de MiguelDelibes. - Foto: Ical

Representantes de la Junta de Castilla y León, del Gobierno de España, del Ayuntamiento de Valladolid y de otras entidades culturales, empresariales y sociales respaldaron ayer la presentación del centenario del fallecimiento del escritor Miguel Delibes, en un acto en el que quedó patente el «deseo» de encontrar una sede permanente para la Casa-Museo dedicada al académico. El alcalde de la ciudad, Óscar Puente, compartió mesa con el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, la delegada del Gobierno, Mercedes Martín, y la presidenta del Patronato de la Fundación Miguel Delibes e hija del escritor, Elisa Delibes. Esta última lanzó un guante recogido por todos los presentes para que Valladolid acoja en 2020 la sede definitiva para albergar el legado del escritor.
«Cuando 2020 acabe nos sentiríamos verdaderamente tranquilos, además de agradecidos y honrados,  si supiéramos que la sede que va albergar el legado de mi padre, querido por nosotros, descanse en Valladolid en una sede definitiva para que pueda ser compartido con los vallisoletanos y todos los lectores, admiradores, profesores e interesados que, casi a diario, solicitan poder visitar algún lugar que cobije los recuerdos de Miguel Delibes», aseguró Elisa, que reconoció que su padre estaría «satisfecho» al ver sentados juntos en su honor a las fuerzas políticas que rigen su ciudad, su provincia y su comunidad autónoma, con independencia del color que representen. Al respecto, tanto el Ayuntamiento de Valladolid como la Junta de Castilla y León mostraron su predisposición a colaborar en pos de este objetivo.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, reclamó a todas las instituciones que estén «a la altura» de la celebración del centenario del nacimiento de Miguel Delibes y recogió el «guante» lanzado por la Fundación del escritor para impulsar una casa museo que gestione mejor su legado literario. Mañueco señaló que su figura es la de un relator honesto que «capta como nadie el alma de las gentes de Castilla y León». En su discurso destacó que el escritor vallisoletano, a pesar de que el próximo año se cumple además la primera década de su ausencia, «sigue presente».  «Estamos ante un maestro de narradores de carácter inigualable y debemos conmemorar su centenario a la altura de lo que merece», concluyó Mañueco.
La delegada del Gobierno, Mercedes de Martín, señaló que el escritor es «patrimonio» de todos los vallisoletanos y Castilla y León y destacó su «franqueza, moral y valores», según informa Ical.
Numerosa representación

El acto congregó a un «elenco granado de invitados», con políticos en activo y otros que ocuparon cargos de relevancia como el expresidente de la Junta Juan Vicente Herrera, que coincidió por primera vez en un acto público con su sucesor en el cargo, para mostrar su apoyó a que se «recree» el testimonio del escritor vallisoletano, sus «valores» y su figura, «pensando en el momento actual de España», a través de las actividades que conmemorarán a lo largo de 2020 el centenario del nacimiento del ilustre novelista.
Además del expresidente de la Junta, el acto contó con el exalcalde popular de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, o el exministro de Cultura con el PP Íñigo Méndez de Vigo. Asimismo, estuvieron entre los invitados el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, el consejero de Cultura y Turismo y expresidente de la Fundación Delibes, Javier Ortega; el presidente de las Cortes, Luis Fuentes; el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán; la diputada y exconsejera Milagros Marcos; o las procuradoras Patricia Gómez Urbán (PSOE) y Ana Carlota Amigo (Cs), entre otros.