scorecardresearch

El desequilibrio territorial limita el desarrollo de CyL

SPC
-

El estudio de CaixaBank apunta a la labor de los empresarios como «pieza clave» para la recuperación económica por ser generadoras de riqueza y empleo

(I a d) José Ramón Diez, Carlos Fernández Carriedo, Belén Martín, y Diego Vizcaino, antes de la presentación.

Los desequilibrios territoriales y las dinámicas demográficas son los principales aspectos que limitan el desarrollo de Castilla y León. Así lo pone de manifiesto el estudio 'La economía de la Comunidad de Castilla y León. Diagnóstico estratégico' presentado ayer por CaixaBank en Burgos donde se destaca la dinámica poblacional demográfica como uno de los principales retos a los que se enfrenta la Comunidad. Así lo aseguró el director de análisis económico de AFI y autor del informe, Diego Vizcaíno, que afirmó que no es un reto imposible puesto que otras regiones de la Unión Europea han conseguido acometerlo «con éxito». En la presentación del estudio en la Casa del Cordón de la capital burgalesa, participaron también la directora territorial de CaixaBank, Belén Martín, y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo.

El balance socioeconómico de la Comunidad pone de manifiesto los principales retos a superar por la región, teniendo en cuenta sus debilidades, pero sobre todo poniendo en valor y explotando sus fortalezas. Así, sitúa a Castilla y León entre las regiones europeas con mayor desafío sociodemográfico, con una inercia negativa que se agudiza en las zonas rurales despobladas. De hecho, pone de relieve que el 70% de los municipios castellano y leoneses se encuentran en una situación de «desierto demográfico», al no rebasar el umbral de los diez habitantes por kilómetro cuadrado.

El documento plantea la reorganización territorial como fórmula para implementar la cartera de servicios en las cabeceras y subcabeceras comarcales, esenciales para la articulación y viabilidad de los ámbitos rurales. De este modo, se podría conducir la situación hacia un modelo que apueste por la racionalización, cobertura y rango de los servicios prestados y, en consecuencia, mejore la calidad de vida de la población y atracción de estos territorios.

Transporte

En este sentido, el informe presentado ayer en Burgos centra la atención en la conclusión de los ejes de vertebración interna como el del Valle del Duero, así como en la necesidad de modernizar el transporte ferroviario y los corredores de mercancías, con especial atención al corredor atlántico. El documento también repasa otras necesidades, como el despliegue de tecnologías digitales para garantizar la cobertura de banda ancha en todo el territorio o la implantación de los nuevos modelos y estándares de movilidad.

Otro de los aspectos relevantes que pone de manifiesto el informe de CaixaBank es la importancia de aprovechar las realidades «positivas» que ha dejado la pandemia en el medio rural, como el asentamiento de población gracias a ciertos cambios en las demandas. Asimismo, animá a la recuperación de actividades y profesiones en el medio rural, aprovechando el teletrabajo, que «debe apuntar a los nichos de empleo y demandas con mayor proyección identificados en el estudio».

También, como dato positivo, el estudio ensalza el valor del patrimonio natural y cultural de Castilla y León, un aspecto crucial para el desarrollo turístico, y el posicionamiento en renovables, como una de las regiones europeas punteras en este ámbito, y el desarrollo de actividades de economía circular.

Realidad actual

Durante su intervención, el consejero de Economía, Carlos Fernández Carriedo, señaló que hay que construir el futuro desde la realidad actual, en la que hay que tener en cuenta tanto la parte estructural como la coyuntural del momento en el que nos encontramos. Por ello, explicó que «se tardará un tiempo» en alcanzar el nivel económico anterior a la crisis sanitaria, a la vez que ha insistido en que la Junta trabaja en lograr ese objetivo. Para esto, apostó por una fórmula que compagine el techo de gasto con una bajada de tributos y el aprovechamiento de los fondos europeos, a la vez que remarcó la necesidad de alcanzar acuerdos con los agentes sociales y económicos, como está haciendo el Gobierno autonómico.