La población del lobo aumenta un 20% en la última década

SPC
-
La población del lobo aumenta un 20% en la última década

Esta especie es prácticamente común en la zona cantábrica, Montes de León y Zamora

La población de lobos en Castilla y León ha aumentado un 20 por ciento en una década, es especialmente común en la zona cantábrica, Montes de León y Zamora, aunque en términos relativos el mayor crecimiento se concentraría en las provincias de Ávila y Segovia.
Así se concluye en la publicación ‘Lobos. Población de Castilla y León. Situación en España’, del biólogo Mario Sáenz de Buruaga, que presentó el director general del Medio Natural, José Ángel Arranz, y con el que pretende responder a interrogantes sobre esta especie.
Las aportaciones de este estudio y el análisis científico de los resultados convierten esta obra en una referencia obligada para los estudios sobre el lobo. En Castilla y León reside más de la mitad de los lobos ibéricos, lo que la convierte en la Comunidad más relevante de Europa occidental para la especie.
La publicación concluye que la población de lobos habría aumentado un 20 por ciento en una década y es especialmente común en la zona cantábrica, Montes de León y Zamora.
Además, añadidas las manadas que campean la vertiente sur del sistema central por Madrid y Guadalajara, la fracción poblacional al sur del Duero prácticamente se habría duplicado y superaría ampliamente las 30 manadas actualmente. Además, el lobo se habría restablecido en el oeste de Salamanca.
El último censo nacional 2012-2014 arrojó un resultado de 297 manadas de lobos en España, de las que potencialmente 191 estaban en la Comunidad, a veces a caballo con otras regiones. De ahí que el trabajo abordado en el censo regional 2012-2013 permitiera localizar 179 de esas manadas, 152 al norte del río Duero y 27 al sur.
La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha continuado con los seguimientos permanentes de la población de lobo y ha puesto en marcha un sistema de recogida de datos, denominado ‘Infolobo’ que ha permitido localizar nuevas manadas en Castilla y León, lo que viene a constatar la paulatina expansión de la especie, sobre todo al sur de la Comunidad, y refrendar su favorable estado de conservación general en España. 
De los registros en Infolobo destacan los relacionados con la reproducción, y son ya 550 datos de detección directa de cachorros recabados desde 2012 hasta el 2017.
El trabajo de campo ha sido realizado por los 578 agentes medioambientales y 106 celadores de medioambiente, así como por los cuerpos técnicos de los Servicios Territoriales de Medio Ambiente.