La Granja coge la senda buena

Nacho Sáez
-

3
CD La Granja
0
La Bañeza
Finalizado
Vuelve a ganar y sale de los puestos de descenso a costa de La Bañeza.

La Granja coge la senda buena

La semana más feliz de lo que va de temporada para el Club Deportivo La Granja han concluido con una victoria que le permite abandona4 los puestos de descenso. Por primera vez en la temporada ha enlazado dos triunfos consecutivos y, por fin, puede mirar al futuro con más optimismo. 

Sólo un punto más tenía La Bañeza antes del partido de esta tarde. Esa aparente igualdad también se plasmó sobre el césped. Ninguno de los dos se impuso claramente al otro en los primeros minutos y el resultado fue un choque de continua pelea con el centro del campo, convertido en un terreno minado. Los porteros fueron dos espectadores más durante un buen rato. En la primera media hora, La Bañeza sólo alzó la voz con un lanzamiento de falta de Samuel sin peligro, y La Granja por medio de Dani Lázaro tras un error grosero de la defensa leonesa en un saque de portería del meta local.

Como el que cometió poco después en un córner, en este caso fatídico. El balón le llegó en el área pequeña a Jonan, que tuvo tiempo incluso para controlar el balón, acomodárselo y definir por bajo ante Raúl. Un mazazo para La Bañeza, que un fin de semana más se veía por debajo en el marcador por un desajuste propio.

El gol no cambió el guion. Lejos de encerrarse en torno a su portería, La Granja buscó el segundo aprovechando la tremenda debilidad de su rival a balón parado. Raúl salvó a su equipo con una estupenda estirada después de un remate de cabeza de Velasco. La Bañeza, mientras, continuó picando piedra en busca del empate. Lo tuvo Sampedro pero se encontró con la pierna del local Kike, perfecto al cruce. Aun así su balance al final de los primeros 45 minutos era escaso y de ahí el enfado de los futbolistas leoneses al retirarse a los vestuarios.

Parecía que en la reanudación se querían instalar en el campo granjeño, pero no dio tiempo a comprobar si surtía efecto su intento de reacción. Tras una larga combinación, con La Bañeza dando síntomas de estar empezando a partirse en dos, Dani Lázaro ganó la espalda a la defensa por el centro y autografió el 2-0.

Tras ese gol, José Díez movió el banquillo. Hamelin y Aitor dejaron su sitio a Chema y Loren sin demasiadas consecuencias. La Bañeza volvió a exhibir voluntad pero ningún acierto ni capacidad para revertir la situación sobre un césped que, es verdad, no ayudaba en absoluto a construir fútbol. Tampoco la entrada al campo de Rojo en lugar de Aitor acercó siquiera la remontada. Además, La Granja volvió a hurgar en la herida. Esta vez fue Lucho el que se filtró para encarar a Raúl, indefenso en todos y cada uno de los goles encajados durante el partido. 

Los últimos veinte minutos fueron un trámite. La Granja aprovechó para repartir minutos entre los menos habituales y el equipo leonés prolongó su ejercicio de impotencia.