Los parados mayores de 55 años se cuadruplican con la crisis

SPC
-
Los parados mayores de 55 años se cuadruplican con la crisis

El plan especial puesto en marcha por la Junta, sindicatos y patronal fracasa y solo es capaz de rebajar en 900 el número de desempleados de este colectivo en todo un año

El plan especial que Junta, sindicatos y patronal suscribieron en febrero de 2018 para parados mayores de 55 años no está dando resultado. Las cifras revelan que en el primer trimestre de este año había 25.100 desempleados, apenas 900 menos que un año antes; pero cuatro veces más aún que en el arranque de la crisis, en 2007, cuando apenas sumaban 6.000.
Este colectivo sigue ganando peso en relación al resto de desempleados y si en los tres primeros meses del año pasado representaba el 16,8 por ciento de los parados en la Comunidad, este ejercicio ya supone el 18,4 por ciento, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) a través de la Encuesta de Población Activa (EPA).
La realidad es que el paro en Castilla y León descendió en su conjunto un 11,7 por ciento en los últimos 12 meses, mientras que entre los mayores de 55 años sólo lo hizo un 3,6 por ciento. Hace cinco años, en 2014, cuando se inició la salida de la crisis, había 31.700 parados de este colectivo en el primer trimestre, con lo que la bonanza económica ha permitido rebajar  su número un 20,8 por ciento; muy por debajo del 40,9 que cayó el paro global.
El secretario de Empleo de CCOO, Saturnino Fernández, recordó que el programa se dotó con 60,4 millones para tres años hasta 2020, con el reto de colocar entre 7.500 y 8.500 parados y reconoce que «no llegamos» a los objetivos porque «falla lo de siempre, el compromiso de las empresas».
Fernández constató que el programa está vigente y recientemente salieron varias convocatorias locales, a la espera de los objetivos del próximo gobierno autonómico, que deberá decidir si «se potencia reforzando sus líneas o impulsando otras nuevas, lo modifica o se lo carga».

La contratación local. El sindicalista explicó que sólo está funcionando la contratación a través de los programas de empleo local, que permitieron generar 500 puestos para mayores de 55 años en 2018, gracias a subvenciones de hasta 20.000 euros por contrato de 12 meses. Sin embargo, lamentó que en las líneas de ayuda a la contratación por empresas «sólo se han generado un puñado de empleos», así como en autoempleo. «Estas líneas no habrán generado más de 50-70 empleos como mucho», dijo a Ical.
Saturnino Fernández comenta que Junta, ayuntamientos y diputaciones «cumplen» pero «nuestra intención era que las empresas contratasen a más gente, aunque no puedes obligar a hacerlo».
Este dirigente de CCOO considera que no se contrata por varios motivos, sobre todo por el temor a las inspecciones y a la falta de información que reciben de sus gestorías y de la propia patronal.
Por otra parte, insistió en que la patronal Cecale debería hacer «más difusión de este asunto». «Podría informar mejor a través de una buena campaña sobre los importantes incentivos a la contratación estable», exhortó, para recordar que ellos también firman estos acuerdos con «escasos resultados».