La gripe experimenta un "moderado" descenso en la Comunidad

SPC
-

El número de casos se sitúa en 212 por cada 100.000 habitantes, con un predominio de menores de 14 años

La gripe experimenta un “moderado” descenso en la Comunidad - Foto: Tomás Fernández de Moya

La actividad de la gripe inició un “moderado” descenso en Castilla y León durante la semana pasada, hasta situarse en una tasa de 212,97 casos por cada 100.000 habitantes, lo que permite alcanzar ya un nivel de intensidad “bajo”. Además, se registró un predominio del virus tipo B en la población pediátrica, según los datos recabados por la Red Centinela Sanitaria de la Comunidad.

Asimismo, en la semana sexta semana, del 3 al 9 de febrero, se contabilizaron 153 casos de gripe, declarados por 37 médicos, lo que permite alcanzar una población de 35.042 personas. De esta forma, la tasa se sitúa muy por encima del umbral epidémico, con 212,97 casos por cada 100.000 habitantes. En conjunto, el número de frotis faríngeos procesados por la Red Centinela se situó en 188, de los que 101 fueron detecciones positivas.

Hasta el momento, la mayoría de las personas con gripe son pacientes que no se vacunaron. De 783 casos acumulados, 31 lo hicieron y 752 no se inmunizaron. Por edad, la mayoría de los infectados son menores de 14 años, con 596 personas. Además, 29 tienen entre 15 y 24 años; 63, entre 25 y 44; 71, entre 45 y 64, y 24, más de 65 años.

Los expertos recuerdan que los principales grupos de riesgo que deben vacunarse frente a la gripe son los niños menores de cinco años, los enfermos crónicos, los mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y el personal sanitario.

La Junta dedicó este año 3,12 millones de euros a la adquisición de 620.000 vacunas. La vacunación es una de las medidas preventivas de Salud Pública más eficaces frente a enfermedades transmisibles, reduciendo su mortalidad y morbilidad.

El suministro incluye 420.000 dosis de la vacuna adyuvante o virosómica inactivada, dirigida a la población mayor de 65 años y diseñada para mejorar la respuesta inmunológica ante la gripe de este grupo poblacional, a la que se ha destinado una cuantía económica de 1,8 millones de euros; y 200.000 vacunas tetravalentes adyuvantes, frente a cuatro cepas virales, para su dispensación en personas de entre 60 y 64 años inclusive, en grupos de riesgo sanitario por patologías previas y en colectivos de riesgo social, bien por su trabajo para la colectividad o por la posible transmisión de la enfermedad a población de riesgo, que han contado con un presupuesto de 1,2 millones.