Mónika, la víctima número 50 de la violencia machista

SPC
-
Miembros de la Guardia Civil trabajan junto al lugar donde apareció muerta la joven búlgara Monika ayer en el municipio burgalés de Salas de losInfantes - Foto: Ical

El agresor, denunciado por la fallecida en 2011 por violencia de género, se entregó a la Guardia Civil tras matar a la joven, con la que vivía desde hace once años en el municipio burgalés junto a sus dos hijas

La violencia machista vuelve a cobrarse una víctima mortal en Castilla y León. Y ya van cincuenta desde que se comenzaron a contabilizar los datos en 2003. La última mujer asesinada a manos de su pareja fue Mónica, una búlgara de 28 años que ayer fallecía después de que su pareja, de 39, la acuchillará en su domicilio en Salas de los Infantes (Burgos) y después la tirase por la ventana. El agresor, que se entregó en dependencias de la Guardia Civil, y la víctima tenían dos hijas de 13 y 14 años y vivían desde hacía once en el municipio burgalés. La mujer había interpuesto una denuncia contra su pareja en 2011 el hombre por violencia machista, aunque más tarde la retiró y alegó un accidente casero.
El crimen arrancó ayer minutos antes de las 10.07 horas, cuando el agresor se presentaba voluntariamente en las dependencias de la Guardia Civil de Salas de los Infantes para entregarse y reconocer la agresión a su pareja en el domicilio familiar.Una vivienda que, precisamente, se encontraba «precintada y cerrada» después de que hace una semana sufriera un incendio. Al parecer, Mónica había regresado ayer para recoger algunas pertenencias como ropa para ella y sus dos hijas y, según las fuentes consultadas, «su pareja la agredió mediante varias puñaladas con un arma blanca y la tiró por la ventana». 
El detenido trabajaba como peón en la Brigada de Obras del Ayuntamiento de Salas, si bien, en la actualidad se encontraba «de baja médica debido a un problema físico». Ella hacía lo propio en un supermercado del municipio y se había marchado hacía unos días de Salas con sus hijas al municipio soriano de San Leonardo de Yagüe, donde también se encuentran los padres de ella y donde estaban sus hijas en el momento del crimen.
Perfectamente integrada.   El alcalde de Salas de los Infantes, Francisco Azúa, destacó que la víctima, de origen búlgaro, estaba «muy integrada» en la vida cultural de la localidad, donde residía desde hace 15 años, y puso como ejemplo que había formado parte como «suplente» en la lista del PP en las pasadas elecciones municipales que él encabezaba. «Estamos muy apenados», exclamó por su parte el concejal del Ayuntamiento salense Constantino Ruiz, porque «era una amiga», que deja huérfanas a dos hijas de 13 y 14 años. Por su parte, el Juzgado de Salas de los Infantes abrió diligencias previas, que declaró secretas, para investigar la muerte de esta mujer .
una denuncia retirada. El TribunalSuperior de Justicia informó que la víctima denunció en 2011 ante la Guardia Civil a su pareja por unas lesiones tras una discusión, aunque posteriormente manifestó ante la Benemérita que no quería continuar con la denuncia, al igual que en el Juzgado, donde concretó que se había producido un golpe accidentalmente. 
En aquel momento, el hombre, que fue detenido y puesto a disposición judicial, quedó en libertad y el procedimiento se archivó. «Es un mazazo más», exclamó el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro Luis de la Fuente. Además, expresó su «preocupación» por que además en este caso se trate de una mujer joven y con dos hijos, informa Ical.