España se deja trabajo por hacer

Europa Press
-

Los de Luis Enrique empatan con Países Bajos (1-1) en un partido que podían haberse ahorrado antes de la Liga de Naciones

España empata ante Países Bajos - Foto: DEAN MOUHTAROPOULOS

La selección española empató con los Países Bajos (1-1) en un partido amistoso celebrado este miércoles en el Johann Cruyff Arena dejando luces y sombras, sobre todo en una segunda mitad en la que estuvo lejos del gol y de su mejor versión, la cual ofreció un buen rendimiento en la primera parte con un Álvaro Morata reconciliador.

El equipo de Luis Enrique regresó a la acción tras la derrota en Ucrania y lo hizo con un empate en un escenario de mucha enjundia y ante la rival a la que ganó el Mundial de hace una década. Un partido que tuvo poco de amistoso porque al primer minuto ya había habido una ocasión a favor de 'la Roja'. España fue mejor que su oponente, pero siguió destacando por su falta de pegada.

Dos goles a favor en los últimos cuatro partidos parece un pobre bagaje para la triple campeona de Europa, acostumbrada otrora a jugadores enrachados o pichichis del campeonato. España encontró grandes oportunidades en botas de Gerard Moreno, que lo intentó con un disparo alto, y sobre todo el mencionado Morata, muy activo en su vuelta al combinado nacional tras su buen arranque con la Juventus.

España se deja trabajo por hacerEspaña se deja trabajo por hacer - Foto: KOEN VAN WEEL

Sin embargo, el gol no llegó de ninguno de los '9', sino de un Sergio Canales que vive en estado de gracia. El centrocampista del Betis aprovechó un balón filtrado de Morata, controló con la zurda y machacó al portero neerlandés sin dudarlo. El gol hizo justicia al notable inicio de los españoles, brillantes en la circulación y en la presión.

Esto descolocó al equipo dirigido por Frank de Boer, que todavía no conoce la victoria como nueve seleccionador desde el adiós de Ronald Koeman. Para suerte de España, Marco Asensio tiró del carro con varias buenas acciones por banda que acabaron en centros sin remate o balones muy peligrosos en el área de castigo. El mallorquín estuvo cerca de conseguir el segundo al borde del descanso.

Por su parte, los Países Bajos tan solo reaccionaron con una tiro manso de Depay y un penalti que reclamó Luuk De Jong en un salto con Bellerín. La jugada, ante la ausencia de VAR, pasó completamente desapercibida. Ahí murió una primera parte donde los pupilos de Luis Enrique mostraron sus galones y dieron un paso al frente.

España se deja trabajo por hacerEspaña se deja trabajo por hacer - Foto: KOEN VAN WEEL

No obstante, todo cambió en la segunda por culpa del tempranero gol de Van de Beek, que sorprendió con su volea al debutante Unai Simón. El empate descolocó a una España que perdió consistencia y solidez con el carrusel de cambios a partir de la hora de partido. Adama estuvo menos efervescente que las últimas veces y Dani Olmo apenas tuvo chances, ni tan siquiera otro de los que estaba de estreno: el colchonero Marcos Llorente.

Países Bajos despertó antes de que fuese tarde y malogró una ocasión magnífica en un mano a mano con Simón. El jugador del Olympique de Lyon se topó con el cancerbero del Athletic en una acción muy buena del joven león. Y no fue la última para los locales, que también desperdiciaron una jugada con De Jong en el punto de penalti en su intento por regatear al meta español.

El gol no llegó, ni para uno, ni para otros, y ambos dieron por bueno un empate que sirve para seguir preparando el camino a la parte final de la Liga de Naciones. España visita a Suiza este sábado y recibe a Alemania el próximo martes en dos encuentros vitales para su futuro más cercano.

España se deja trabajo por hacerEspaña se deja trabajo por hacer - Foto: KOEN VAN WEEL