UNA COL

Aurelio Martín

Periodista


Contradicciones

Cuando un partido se encuentra en la oposición generalmente suele acertar en el diagnóstico de las necesidades de los ciudadanos, lo que ocurre es que, si pasa a respaldar a un Gobierno, la realización de sus peticiones suele ralentizarse, incluso no llevarse a cabo sin que quienes reivindicaban con anterioridad vuelva a elevar su voz, sino todo lo contrario, puede llegar a convertirse en sumisión.  Son las contradicciones de la política cuando uno de los objetivos, por encima de todo, es mantenerse en el puesto a costa de dar la razón a quien manda, o porque se entienda, viéndolo de cerca, que hay cosas imposibles de lejecutarse por cuestión presupuestaria.   
Los parlamentarios nacionales del PP se han interesado por conocer del Gobierno sus pretensiones en relación a muchos temas que van a marcar la agenda de proyectos pendientes en Segovia, desde la conexión desde la carretera de La Granja (CL-601) hasta la estación 'Guiomar' y si se prevé hacer otra carretera que una la SG-20 con el Centro de Transportes. Asimismo hay una batería de preguntas vinculadas con el transporte ferroviario de alta velocidad que deben tenerse en cuenta con el fin de dar servicio a los miles de ciudadanos que lo utilizan,  la travesía de San Rafael o la justificación de la subida de los peajes. Hacen falta respuestas.
Por ejemplo,  no es comprensible,  a no ser por razones estrictamente económicas, que aún no haya entrado en funcionamiento el túnel de alta velocidad entre Chamartín y Atocha que unirá el tráfico entre el norte y el sur  y que para Segovia sería fundamental, desde que finalizó su perforación el 11 de enero de 2011, siendo ministro el socialista José Blanco. Han pasado varios gobiernos.  
El ministro popular Íñigo de la Serna, el 31 de enero de 2018, poco antes de la moción de censura a quien entonces era presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,  estimó la apertura «en pocos meses». Así hasta hoy.  
En esa visita, donde le acompañaban varios parlamentarios de los que solo queda la presidenta del PP, Paloma Sanz, después de la renovación,  De la Serna fue claro a la hora de negar la obra de la conexión de la estación y la CL-601, al afirmar que nunca se actúa en una vía que no sea de la Red de Carreteras del Estado - quizá la Diputación debería pensárselo por lo que supondría de mejora de la comunicación para lo que conocemos como 'Segovia 21' - aparte de garantizar que la finalización del desdoblamiento de la variante sería hacia el verano de 2019. 
Han pasado meses y Ejecutivos. Ahora vamos a ver qué soluciones da el Gobierno de Pedro Sánchez, si es que consigue una aprobación de los Presupuestos y no continuamos con los que elaboró Cristóbal Montoro – que previó un millón para el Cervantes–-  que en su día dejó caer el enlace de la SG-20 con los polígonos o si  el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, nos da una respuesta al tiempo que le queda a la concesionaria de los peajes de las autopistas y qué, solución plantea en el eterno problema de San Rafael.  Esperamos noticias fiables, en ningún caso que sean de campañas partidistas.