El pequeño genio del ajedrez vuelve a ganar

Sergio Arribas
-
El pequeño genio segoviano del ajedrez David Herranz Suárez. - Foto: Rosa Blanco

El niño David Herranz Suárez, que hace unos meses ya ganó el torneo UNED de Navidad, se proclama ahora, con tan solo 12 años, campeón provincial de Segovia en categoría absoluta, sin haber perdido una sola partida

El pequeño genio segoviano del ajedrez, David Herranz Suárez, lo ha vuelto hacer, al proclamarse campeón provincial de Segovia con apenas 12 años, venciendo a rivales adultos y sin perder una sola partida. Su talento, a edad tan precoz, se puso ya de relieve hace solo unos meses, cuando, con apenas 11 años, se alzó con el triunfo en el Torneo absoluto UNED Ajedrez de Segovia; se convirtió en el primer niño, en sus 35 ediciones, que ganaba este prestigioso torneo tras derrotar a rivales adultos y con gran veterania en los tableros.

Ahora David Herranz ha ganado el provincial absoluto de ajedrez, en solitario, con tan solo doce años y sin haber perdido una sola partida. Es la primera ocasión en que logra el título un jugador tan joven, en tanto que se trata de un torneo, amparado por la Federación Castellano Leonesa de Ajedrez, en el que participan jugadores de cualquier edad. Las partidas se han disputado los fines de semana desde el pasado 3 de febrero. El torneo se ha disputado a partida de “lentas”, esto es, 90 minutos por jugador más 30 segundos de incremento por cada movimiento. David solo empató con los dos mejores de Segovia según el ranking Elo, el internacional que establece la fuerza de un jugador.

David empató con Jorge Calvo, jugando con negras, lo que acrecienta su mérito; mientras que con el segundo jugador en este ranking, Juan Carlos García, el pequeño genio fue ganando toda la partida, aunque su rival se recuperó y forzó el empate. A los restantes siete jugadores, incluyendo al anterior campeón provincial, David los ganó sin paliativos, reduciéndose en la mayoría de los casos partidas de 3 horas y media a menos de una hora. David ganó el campeonato al sumar 8 puntos, mientras que Jorge Calvo quedó subcampeón al sumar 7. El tercer puesto fue ocupado por los jugadores Juan Carlos García, Hugo Lafora y Sebastián Armesto, los tres con 6 puntos. Como campeón provincial absoluto, representará a Segovia en el próximo campeonanto de Castilla y León.

El ajedrez es uno de los pocos deportes donde los niños pueden competir con adultos en igualdad de condiciones. De esta manera, se denomina ‘prodigio del ajedrez’ a los niños que juegan tan bien que son capaces de derrotar a una edad muy temprana a ‘Maestros’ e incluso ‘Grandes Maestros’.

Aunque David comenzó a jugar a los 7 años, no fue hasta los 9 cuando empezó a aprender y después a competir gracias al profesor Emilio Velázquez «que me enseñó a amar este juego», afirmó el campeón, en una entrevista a El Día de Segovia, tras ganar el torneo UNED.

David nació en Calpe (Alicante), aunque reside, junto con su padres y dos de sus tres hermanos, en Segovia, de donde procede parte de su familia paterna, concretamente de Santo Domingo de Pirón.

En la actualidad, el niño recibe clases semanales de Andrés Cabañas Jiménez, «que me enseñó aperturas, finales, y muchas cosas más» y, vía on line, del maestro argentino Roberto Gabriel Álvarez. «Cuando no están ellos hago ejercicios o repaso las clases», comenta David, que explica que parte de su entrenamiento, al menos media hora cada día, lo realiza gracias a aplicaciones APP de ajedrez para móviles, que le permiten disputar partidas con jugadores de todo el mundo y de todas las edades. El niño es consciente de que la competición exige disciplina en los entrenamientos. Cada día dedica una hora a jugar y media hora más para practicar ejercicios «para dar jaque mate» y de cálculo mental.

No esconde algunos de sus trucos sobre el tablero. «Estudio mucho. Por eso conozco las jugadas que tengo que hacer al principio. A partir de diez jugadas empiezo a pensar y a diseñar una estrategia», explica el joven campeón, a quien se le desliza un lenguaje propio de cualquier profesional de este deporte. «Últimamente había tenido una mala racha. En los últimos torneos siempre ganaba todas las partidas menos la última y al final siempre quedaba segundo», dice.

David prefiere jugar con las ‘blancas’ antes que con las ‘negras’ por aquello de la ventaja en la salida, y no tiene dudas sobre su pieza preferida. «La dama es la que más vale y la mejor. Pero me encantan los caballos, que ‘saltan’ sobre el tablero, te meses en un sitio difícil y me digo ¡¿y ahora qué?! Eso lo hago muchas veces (sonríe)».

Cuando a David se le pregunta por sus ‘ídolos’ en este deporte, no elige al actual campeón mundial de ajedrez, el noruego Magnus Carlsen. «Es que no es un jugador de ataque. Va muy a la defensiva. Y cuando su rival demuestra alguna debilidad, es cuando actúa y gana. A mi me gusta mucho más Garri Kaspárov, que iba siempre al ataque, que se dejaba una dama y luego daba jaque mate. Me encanta. A mi me gusta jugar así, con riesgo, siempre a ganar», dice.

David, que forma parte de dos clubes de ajedrez, el de la UNED en Segovia y el Club Ajedrez Diagonal de Madrid, tiene claro su futuro. «Ahora hago muchas cosas. No estudio mucho y saco buenas notas [cursa sexto de primaria] y de mayor quiero ser astrofísico. Me encanta el espacio».

En los tableros, su reto pasa por «ser campeón en Castilla y León y luego centrarme en mis estudios». Para este propósito, el joven jugador se ha federado en la región para disputar en 2019 los torneos de la Comunidad.