Más de 400 jóvenes con discapacidad buscan empleo en CyL

SPC
-

La disminución de parados entre el colectivo baja un 0,7% en el último año, frente a la disminución del 19% entre los que no tienen una minusvalía

Más de 400 jóvenes con discapacidad buscan empleo en CyL - Foto: Ana M. DÁ­ez

Castilla y León cuenta con 412 jóvenes con discapacidad que buscan un empleo, lo que supone un 4,4 por ciento respecto al total de desempleados jóvenes con discapacidad en España. Esta cifra corresponde también al 1,4 por ciento del total de parados menores de 25 años en la Comunidad, que registra 28.900, según los datos recopilados por la Fundación Adecco.

En cuanto a la evolución del número de desempleados menores de 25 años con discapacidad en Castilla y León, se constata una disminución del 0,7 por ciento en el último año. Asimismo, aunque más rápidamente, disminuye un 19,2 por ciento en los parados jóvenes sin discapacidad. La cifra de desempleados jóvenes menores de 25 años en la región ha disminuido más rápidamente durante el último lustro respecto a la de los parados jóvenes con discapacidad, un 56,6 por ciento frente al 18,4 por ciento.

Actualmente, se contabilizan en España 9.419 jóvenes con discapacidad (hasta 25 años) inscritos como demandantes de empleo, es decir el 1,9 por ciento del total de desempleados jóvenes en España (502.900). Su perfil responde al de un hombre (64 por ciento), que reside mayoritariamente en Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid. No en vano, estas cuatro regiones concentran seis de cada diez empleados con discapacidad menores de 25 años.

El informe de Adecco destaca que el 27 por ciento de los demandantes parados jóvenes con discapacidad en el país es de larga duración. Con ello, 2.551 jóvenes con discapacidad de los 9.419 parados totales llevan más de un año buscando empleo sin éxito. En concreto el 15,3 por ciento lleva entre de uno y dos años y un 11,8 por ciento supera los dos años.

La tasa de actividad de los jóvenes con discapacidad es 25,4 por ciento. Con ello, son 23.393 los jóvenes con discapacidad en activo en España, de los cuales solo 9.419 buscan empleo. Sin embargo, el 74,6 por ciento no tiene empleo ni lo busca, motivado, sobre todo, por los estereotipos, las barreras y la brecha formativa. Además, la tasa de desempleo disminuyó en el último año, registrando un 56,2 por ciento, frente al 60,6 por ciento del año pasado.

Los consultores en Diversidad e Inclusión de la Fundación Adecco reconocen que dilatar la transición entre la etapa formativa y el inicio de la etapa laboral puede suponer un riesgo para los jóvenes, aún más para aquellos que tienen una discapacidad. Además, señalan los prejuicios que experimentan derivados de esta situación, la posibilidad de acabar en una situación de vulnerabilidad que puede prolongarse en el tiempo.

No en vano, el 87 por ciento de los jóvenes con discapacidad coincide en que el empleo es su principal preocupación. Los jóvenes con discapacidad quieren trabajar en empresas ordinarias (74 por ciento), frente al 6 por ciento que quiere hacerlo en Centros Especiales de Empleo y el 20 por ciento que lo quiere hacer en centros ocupacionales.