"Me dispararon en la pierna a poca distancia"

Sergio Arribas
-

El fotoperiodista segoviano Julio L. Zamarrón, herido por arma de fuego en las protestas en Chile, que suman 24 fallecidos, denuncia el «desprecio de los derechos humanos» del gobierno de Piñera.

"Me dispararon en la pierna a poca distancia"

El parte de lesiones no ofrecía duda: «herido por arma de fuego presenta un balín alojado en la pierna derecha sin afectación al hueso». El herido es el fototoperiodista segoviano Julio L. Zamarrón, víctima de un disparo de arma de fuego, el pasado 20 de diciembre, en Santiago de Chile, por parte de los carabineros —agentes de policía militarizada— para abortar una de las múltiples manifestaciones ciudadanas que desde hace más de dos meses claman contra el gobierno de Sebastián Piñera. El reportero gráfico trabajaba aquel día en la plaza Italia —epicentro de las protestas masivas y renombrada ahora como Plaza Dignidad— con su cámara y la correspondiente acreditación de prensa, para dar testimonio gráfico de la oleada de protestas ciudadanas. 

Zamarrón, natural de Segovia, aunque se crió en Basardilla, ha regresado ya a Madrid, donde ahora reside y se recupera de las heridas. Aún tiene alojado el balín en la pierna. «Me lo voy a quedar de recuerdo», bromea el fotoperiodista que, ya en tono más serio, precisa que está de reposo, que los médicos buscan evitar una infección y que más tarde decidirán si operan para extraer el proyectil.

«Iba visiblemente acreditado. Estaba cerca de los conocidos como primera línea, en las cercanías de la ahora conocida como Plaza Dignidad. En cierto momento, la policía militarizada me disparó una granada antigas de forma directa a mi hombro derecho. En ese momento aprovecharon para avanzar y dispararme en la pierna de forma directa y a muy poca distancia», recuerda. La maniobra está fuera del protocolo de actuación de los carabineros, pues cualquier disparo debe realizarse de manera indirecta y a una distancia mínima de 30 metros.

Uno de los llamados ‘primera línea’. En su escudo, la referencia a los heridos oculares, que son ya más de 400. Uno de los llamados ‘primera línea’. En su escudo, la referencia a los heridos oculares, que son ya más de 400. - Foto: Julio L. Zamarrón

Aquel mismo día, antes de ser herido, el segoviano observó como las fuerzas de seguridad dispararon a una chica de 14 años «directamente a la cara y desde una distancia de menos de diez metros», ocasionándole daños oculares y graves heridas en la cabeza. Y parecida suerte corrió, según comenta, otro joven que recibió el impacto de un balín en la traquea y que tuvo que ser hospitalizado de manera urgente. «Son solo dos casos de los que registramos. Los puestos de primeros auxilios eran atacados con granadas lacrimógenas mientras los doctores atienen y evacúan a los heridos más graves», remarca.

DISPAROS A LOS OJOS. Tras más de 70 días de protestas, Piñera anunció hace unos días la convocatoria de un plebiscito en el que se decidirá si se cambia la Constitución de 1980 heredada de la dictadura de Augusto Pinochet , uno de los reclamos del movimiento social que estalló el 18 de octubre y que se ha cobrado 24 fallecidos. En medio de las denuncias de abusos y violaciones a los derechos humanos, el presidente anunció que se abrirán las correspondientes investigaciones, si bien con anterioridad llegó a afirmar que «muchos de los vídeos eran falsos o filmados fuera de Chile» lo que atribuyó a una «campaña de desinformación».

Zamarrón, que ha cubierto desde el conflicto armado en Ucrania hasta la situación de los refugiados en Grecia, sostiene que «en Chile el desprecio por los derechos humanos es evidente. Ha habido disparos de balines a los ojos a menos de diez metros, fracturas de cráneo producidas por granadas lacrimógenas directas a la cabeza y, lo que es más grave —remarca— el elevado número de desaparecidos y muertos sin investigar».

Carabinero que impide el acceso a la plaza Italia. Carabinero que impide el acceso a la plaza Italia. - Foto: Julio L. Zamarrón

Según explica, los reporteros gráficos se han convertido en el objetivo prioritario de los carabineros «debido a la dureza de las imágenes captadas, que están poniendo al gobierno contra las cuerdas a ojos de las organizaciones internacionales». «Pude ver cómo le levantaban media cabeza y le reventaron un ojo a una chica, menor de edad, con un cartucho  de balines. Y en la misma acción le atravesaron la garganta a un joven de unos 30 años. El goteo de heridos en la cabeza y en los ojos era incesante en los puestos de primeros auxilios», relata.

A juicio de Zamarrón, el gobierno derechista de Piñera «parece haber dado carta blanca» a los carabineros. «Nos apuntaban —añade— con lasers de gran potencia a los ojos y a los equipos fotográficos. Pudimos documentar y recoger casquillos de fuego real y todo esto está muy lejos del control normal de una protesta. Esta semana superamos el herido ocular número cuatrocientos y eso, desde luego, no es una casualidad».

Más fotos:

"Me dispararon en la pierna a poca distancia"
"Me dispararon en la pierna a poca distancia"
herido en un ojo por un balín. Según el protocolo los disparon deben realizarse de forma indirecta y a un mínimo de 30 metros, pero «no se respeta».
herido en un ojo por un balín. Según el protocolo los disparon deben realizarse de forma indirecta y a un mínimo de 30 metros, pero «no se respeta». - Foto: Julio L. Zamarrón