Luquero defiende poner un bus cada 20 minutos para el AVE

D. A.
-

La unificación de las líneas 11 y 12 sigue sobre la mesa junto a otros cambios aún pendientes de concretarse

Luquero defiende poner un bus cada 20 minutos para el AVE

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, defendió este jueves la opción que estudia el Ayuntamiento con Avanza, concesionaria del transporte público, de establecer frecuencias fijas de un autobús cada 20 minutos para conectar la estación del AVE con la ciudad. Es uno de los cambios que están sobre la mesa y, como ya adelantó El Día en su edición impresa del 28 y 29 de septiembre, conlleva la posible unificación de las dos líneas que enlazan con Guiomar, la 11 (con inicio o final de línea en Vía Roma) y la 12 (a la altura de los jardinillos de San Roque). Es decir, que podría quedarse sólo una, pero con un itinerario que cubra parte del servicio que dan ambas.
«Se está estudiando todavía», matizó Luquero al ser preguntada durante la rueda de prensa que ofreció para hablar de diversos asuntos tras la sesión de la Junta de Gobierno Local. «Tenemos el problema de que, en su momento, el número de expediciones de los AVE era menos numerosa, con lo cual era más fácil ofrecer un servicio a demanda». Es decir, con los autobuses ajustados a los horarios de los trenes. «Pero ahora, con un servicio a demanda no damos el servicio que queremos dar, hay que mejorarlo», algo que, en su opinión, se lograría con frecuencias fijas, independientemente de la hora a la que salga o llegue cada tren. «Tendríamos que dar un servicio a frecuencia, tener un autobús cada 20 minutos en la estación del AVE, como en cualquier otra parada de la ciudad».
El Ayuntamiento ya anunció en 2016 que se planteaba dejar el AVE con una sola línea de autobús a partir de la entrada en funcionamiento de la nueva contrata, sustituyendo las dos actuales por una única que iba a coincidir en su mayor parte con el itinerario de la 12, pero ampliado, con la estación de autobuses como final o inicio de ruta y con frecuencias de 15 minutos. Así se iba a hacer por «criterio de los técnicos» y conllevaba un ahorro de costes de un millón de euros pero, tras campañas de firmas de los usuarios y críticas de la oposición, «por criterio político» decidió que se mantuvieran finalmente las dos. Y ahora que se retoma la idea de unificar las dos líneas, pero con una frecuencia que Luquero apuntaba ayer que sería de 20 minutos, ¿se recuperaría exactamente el mismo itinerario de 2016? «Hay varias opciones», contestó.
Otros cambios que se plantean son unificar la líneas 8 y 9 (las que dan servicio a Zamarramala, Puente de Hierro y Hontoria), a pesar de que se estrenaron hace apenas seis meses tras desdoblar la antigua 8, y reforzar la 4 con otro autobús para acabar con los retrasos sistemáticos que acumula esta línea desde abril. Cambios que están en estudio y que, si se materializan, entrarían en vigor a principios de 2020, según señaló Luquero, retrasando así la idea inicial de noviembre o diciembre. Aunque para ello, en cualquier caso, deberá convencer a la mayoría de la Corporación municipal de que tales ajustes son positivos, ya que cualquier modificación contractual con Avanza ha de ser aprobada en pleno.La mejoría de la 4 sería evidente, pero en la oposición hay dudas sobre el resto, a la espera de que el equipo de Gobierno informe a todos.