scorecardresearch

"Juegan con el futuro de miles de segovianos"

Nacho Sáez
-

El promotor del complejo de pistas de pádel que se iba a construir en el Claret critica con dureza la gestión del Ayuntamiento en este proyecto.

El gerente de Padelzone, Iván García, en una imagen de archivo. - Foto: Rosa Blanco

El principal promotor del complejo de pistas de pádel en el colegio Claret -al que el Ayuntamiento ha denegado la licencia de obras- ha roto su silencio a través de una carta remitida a los medios de comunicación en la que, entre otras cuestiones, acusa a la concejala de Urbanismo, Clara Martín, de "jactarse" de haber rechazado el permiso para la construcción de esta instalación deportiva, además de considerar "vergonzoso" que la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, haya dicho que "es incompatible con la normativa urbanística".

"Es una falta de respeto al colegio Claret y a todas las personas que durante mucho tiempo hemos estado implicadas trabajando en sacar adelante este proyecto empresarial y deportivo", comienza su alegato, en el que califica de "nefasta" la gestión del Ayuntamiento en este asunto.

Iván García, gerente de Padelzone, la empresa que lideraba el proyecto, critica la falta de claridad de los técnicos municipales. "Desde el primer momento y en repetidas ocasiones se informó a varios de los técnicos municipales de Urbanismo del tipo de cubierta que queríamos poner y la altura mínima a la que teníamos que subir. Una cubierta textil y con una altura mínima a cornisa de siete metros. Según iba avanzando el proyecto mantuvimos numerosas reuniones con Urbanismo y en ningún momento se nos comunicó que ninguna de las dos cuestiones por las que ahora nos deniegan la licencia de obra fueran incompatibles con la normativa urbanística", remarca.

Anteproyecto del complejo.Anteproyecto del complejo. - Foto: DS

"Desde el Colegio Claret y desde nuestra posición hemos dado todos los pasos que hemos creído eran los correctos y siempre bajo las directrices que nos ha marcado el área de Urbanismo de Segovia para poder llevar a cabo la ejecución de este maravilloso proyecto. Hemos esperado durante dos años a que se aprobara el Peahis. En periodo de información pública del plan especial se consultó al Ayuntamiento si era necesario presentar alguna alegación para poder ejecutar la instalación deportiva tal y como teníamos previsto. Y se nos aseguró que no era necesario. Igualmente hemos esperado durante meses la respuesta a la solicitud de licencia, presentada en el pasado mes de abril. Ahora se nos deniega después de tener en la mesa de los técnicos de Urbanismo la información desde hace más de tres años", añade.

El arquitecto Daniel Sobrados, responsable del proyecto, ha elaborado un documento con la cronología de las gestiones llevadas a cabo y asegura que "los parámetros urbanísticos (altura y material de cobertura de las pistas) son los mismos que se presentaron en febrero de 2018 y en las reuniones posteriores y nunca se ha planteado ningún problema por parte del Ayuntamiento". Incluso apunta que, en una conversación telefónica mantenida con la edil de Urbanismo el pasado 1 de diciembre, esta les trasladó que podría conceder la licencia si se rebajaba la altura de cornisa de las cubiertas de las pistas hasta los 6 metros (en el proyecto se plantea siete metros), "ya que el material de las cubiertas (lonas de pvc especiales para pádel) parece que en ese momento no plantea ningún problema".

"El 23 de diciembre se recibe notificación del Ayuntamiento denegando la licencia alegando el incumplimiento de la altura de las cubiertas de las pistas, la no inserción de la propuesta en el entorno, la tipología de las cubiertas y la no definición de instalaciones exteriores", concluye Sobrados su informe.

Patio alto del colegio Claret, donde se iban a construir las pistas.Patio alto del colegio Claret, donde se iban a construir las pistas. - Foto: N. S.

La empresa promotora del proyecto lamenta la oportunidad perdida. "Este era un proyecto para nosotros como empresa, pero también un proyecto para Segovia, con el cual mejorábamos unos cuantos problemas de movilidad de esta zona, creábamos empleo y proponíamos una instalación deportiva, que tanto escasean en nuestra ciudad. Como empresario, me duele ver que un proyecto ilusionante no sale adelante por la negativa del Ayuntamiento, después de habernos asegurado durante años que no había ningún problema para llevarlo a cabo. Y como segoviano me duele todavía más comprobar que mi Ayuntamiento dedica más tiempo a dar explicaciones a la prensa de las licencias que deniega que a trabajar para conseguir aprovechar todas las oportunidades que cada día se pierden por la falta de interés y de compromiso en Segovia. Es muy triste y lamentable por parte de técnicos, arquitecta y concejala de Urbanismo que jueguen así con el futuro de miles de segovianos. No solo se han perdido miles de euros, miles de horas de trabajo y reuniones para conseguir poner de acuerdo a colegio, instituciones e inversores. También se han perdido puestos de trabajo, vida para la ciudad, esperanza para que otros posibles inversores vieran oportunidad en Segovia", zanja Iván García.