La construcción de viviendas se dispara un 25%

ICAL
-

Los promotores vuelven a invertir en la obra nueva, especialmente en los pisos que concentran el 60% de la actividad

La construcción de viviendas se dispara un 25%

El ‘ladrillo’ vuelve a tirar en Castilla y León. La construcción de viviendas se disparó hasta superar el 25 por ciento en la Comunidad en los primeros seis meses del año, a pesar de los signos de estancamiento y desaceleración que auguran algunos economistas. El sector no solo ha esquivado los malos augurios económicos, sino que crece ya a un ritmo que dobla prácticamente al avance medio del país.

Por tanto, la inversión vuelve a mirar al sector residencial en la Comunidad, tras años de lenta recuperación, que sin embargo mantienen la actividad en cifras similares a las del año 2011, cuando la recesión mostró su peor cara. Los promotores solicitaron 2.381 visados de dirección de obra, según los datos contabilizados por los colegios de Arquitectos Técnicos, que recopila el Ministerio de Fomento.

De esta forma, cada día se solicitaron en Castilla y León 13 autorizaciones para construir viviendas, gran parte pisos, que de nuevo concentran el 60 por ciento del negocio urbanístico. El otro 40 restante corresponde a las viviendas unifamiliares, que se promueven en su mayoría en urbanizaciones de casas adosadas en zonas metropolitanas y cercanas a las ciudades.

De hecho, la actividad promotora muestra dinamismo en la Comunidad, lo que ha devuelto el paisaje de grúas y obras del pasado, pues su ritmo de avance es muy superior al del conjunto del país. En total, se registraron 56.777 visados en España para viviendas nuevas en la primera mitad de 2019, un 13,7 por ciento más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Además, la cifra de 2.381 visados garantiza carga de trabajo al sector de la construcción en Castilla y León, puesto que se convertirán con el paso de los meses en nuevas obras, lo que podría dar lugar a un año récord, con un volumen de actividad no registrado en el último lustro. De hecho, son más del doble que los 999 que se solicitaron en la Comunidad entre enero y junio de 2013, cuando se tocó ‘suelo’.

La nueva tendencia de crecimiento hace girar más aún la actividad hacia la construcción en bloque en Castilla y León. Los proyectos de las constructoras se centran de nuevo en los pisos, de zonas urbanas, como demuestran los 1.407 visados de los seis primeros meses del año, lo que supone un 34,3 por ciento más que el año anterior. También crecieron las autorizaciones para casas unifamiliares, en concreto, un 14 por ciento hasta las 974.

No obstante, el Observatorio Industrial de la Construcción destaca que pese a que los últimos datos del sector son positivos, se está produciendo una ralentización del crecimiento. También el informe Euroconstruct, del Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña, indica que la construcción crecerá un cinco por ciento en España a lo largo de 2019, por lo que marca distancias con el conjunto de la economía española.

Provincias

El nuevo ciclo de la construcción de viviendas en Castilla y León mostró solo una cara negativa en Salamanca. En esta provincia, se produjo un retroceso del 13,5 por ciento, hasta dejar la cifra en los 179. Por el contrario, en Palencia aumentaron un 229,4 por ciento, hasta las 168 viviendas. También crecieron un 56,6 por ciento en Zamora hasta las 130 y un 50,9 por ciento en León, hasta las 412.

En Ávila, el aumento se quedó en el 38,9 por ciento, hasta dejar la cifra de nuevas viviendas en las 132. Menores fueron los incrementos de Burgos, con un avance del 18,4 por ciento, hasta las 444; Segovia, con un 16,9 por ciento más; Valladolid, con un 11,8 por ciento más, y Soria, con un cuatro por ciento más.

Con todo, la provincia de Valladolid (660), Burgos (444) y León (412) concentran la actividad de la construcción de viviendas en Castilla y León. Le siguen Salamanca y Segovia; Ávila y Zamora, y, por último, Soria.