Turnos de mañana y tarde para los funcionarios

D. A.
-

El Ayuntamiento se plantea dividir la jornada de sus empleados en dos turnos para reducir su concentración, "en sintonía con una decisión que también va a aplicar la Junta", destaca la alcaldesa, Clara Luquero. La Diputación lo planteó este viernes.

El Ayuntamiento ha trasladado las ruedas de prensa al actual salón de plenos para ampliar la distancia entre asistentes. En la imagen, la que ofreció el pasado jueves.

«Vamos a promover la flexibilidad horaria de los funcionarios municipales» y «se estudia en estos momentos la posibilidad de dividir la jornada en dos turnos para dividir la concentración de empleados por dos, en sintonía con una decisión que también va a aplicar la Junta». Lo anunciaba el jueves la alcaldesa, Clara Luquero, después de que el miércoles por la tarde se pusiera sobre la mesa esta posibilidad en la reunión que se convocó en Valladolid para alcaldes de municipios de más de 20.000 habitantes, presidentes de diputaciones y delegados territoriales, con el presidente del Gobierno regional, el vicepresidente y la consejera de Sanidad. Los turnos podrían ser de mañana y tarde, pero matizó que a expensas de conversaciones pendientes con los representantes sindicales.

El resto de medidas que apuntó la alcaldesa también se abordaron en esa reunión del miércoles y serían por tanto extensibles a todas las administraciones. De hecho, la Diputación también confirmó este viernes que ha puesto sobre la mesa la opción de trabajar en horarios de mañana y tarde, además de teletrabajo en otros casos.

Hay intención, por ejemplo, de evitar en lo posible la atención presencial al ciudadano, derivándole todo lo posible hacia la administración electrónica y el teléfono. Y en el área municipal de tributos, por ejemplo, se atenderá a los ciudadanos en dos zonas diferenciadas para reducir así también la concentración de personas en un mismo espacio.

También en esa línea, la Diputación informaba el jueves en un comunicado que priorizará la atención al público telefónica y telemáticamente en los servicios generales y siempre que haya posibilidad, mientras que la atención presencial se mantendrá con «los turnos imprescindibles». Asimismo, ha decidido evitar las reuniones de trabajo y suspender las que impliquen desplazamientos a otra localidad. «Las reuniones que sean absolutamente necesarias se llevarán a cabo en espacios amplios y manteniendo la distancia recomendada», matizó. Al estilo del Ayuntamiento, que ya el jueves decidió trasladar las ruedas de prensa al actual salón de plenos, con los periodistas sentados en los asientos de los concejales, por ser este el espacio de reuniones más amplio del Consistorio. 

No obstante, las medidas que se prevén implantar para trabajar dentro de los centros de las administraciones no implican que se descarte por completo el teletrabajo, ya que la Diputación matizó que estudia aplicarlo «en determinados puestos de riesgo», y la alcaldesa, «donde sea posible».