El PP y Podemos dejan en el aire el Pacto de Toledo

SPC
-

La negociación de las pensiones se cierra sin acuerdo y se pospone para la próxima legislatura, tras las diferencias entre las formaciones de Casado e Iglesias, que abandonan la Comisión

El PP y Podemos dejan en el aire el Pacto de Toledo - Foto: Emilio Naranjo

La Comisión del Pacto de Toledo acabó su reunión de ayer sin poder cerrar un acuerdo sobre la revisión de sus recomendaciones, tras la cual PP y Unidos Podemos, con mayoría en la Mesa, manifestaron su rechazo a celebrar nuevos encuentros en busca de un consenso antes de concluir la legislatura. 
Según el calendario que manejaba la comisión que preside la diputada popular Celia Villalobos los grupos tenían previsto celebrar mañana un debate de sus recomendaciones con idea de elevarlas al Pleno previsto para la próxima semana, el último de la legislatura. 
Sin embargo, en poco más de una hora, los grupos abandonaron la negociación tras constatar la imposibilidad de cerrar un acuerdo. Aunque había opción de celebrar nuevas reuniones de la Mesa y Portavoces previas a la comisión, tanto el PP como Unidos Podemos mostraron sus discrepancias. «Sería un circo, no sería favorable al propio Pacto de Toledo. Creo que hasta aquí hemos llegado», declaró la portavoz de Unidos Podemos, Aina Vidal. 
 En este contexto, solo el PSOE y el PNV se mostraron a favor de acelerar los trabajos para concluir el dictamen antes del 5 de marzo, fecha en que se disolverán las Cortes.
 Unidos Podemos contaba con presentar votos particulares en lo referido a edad legal, contributividad y sistemas complementarios. 
El fin del diálogo pone fin a más de dos años de encuentros, desde que en noviembre de 2016 iniciara una ronda de más de 30 comparecencias, y después en fase de ponencia para renovar las 21 recomendaciones e introducir dos nuevas, una dedicada a la juventud y otra a la economía digital y a la robotización del empleo. 
Pese a que PP y Unidos Podemos descartaron nuevas reuniones, el PSOE retó a los grupos a celebrar un nuevo debate. «Las recomendaciones están hechas y el trabajo está hecho», defendió Mercè Perea. 
 El PSOE criticó como «falta de respeto al consenso y a la democracia» que Unidos Podemos haya planteado nuevos votos particulares y que el PP, a su juicio, «aproveche la estela para presentar el programa electoral». 
Por otra parte, el PP alertó al Gobierno que, pese a tener «legitimidad formal» para poder aprobar a nuevos decretos, una vez convocadas las elecciones, «no es jugar limpio en el juego político. Y mucho menos si afectan al sistema de pensiones», incidió. 
 Sin embargo, este es uno de los puntos exigidos por Podemos, que aseguró que el Gobierno tiene argumentos suficientes al existir ya un preacuerdo en la subida de las jubilaciones. «Existe un pacto cerrado en la revalorización de las pensiones», subrayó Vidal, que pidió «blindar» estas prestaciones a la inflación.
El portavoz de Ciudadanos, Sergio del Campo, consideró que la convocatoria de elecciones «ha precipitado ahora todo» y, por lo tanto, no era partidario de cerrar un «Pacto de Toledo en falso».