Dos chispazos deciden el derbi

Nacho Sáez
-
El gimnástico Adrián cae ante Gabri. - Foto: Juan Martín-Gimnástica Segoviana

La Segoviana tumba a La Granja (2-0) con goles de Dani Calleja y Diego Gómez en un partido sin brillo.

El favoritismo a priori de la Segoviana en el derbi no se tradujo en una actuación arrolladora. Nada más lejos de la realidad. El planteamiento de su entrenador, Diego Yepes, y la buena interpretación del mismo realizada por los futbolistas acercaron a los puntos a La Granja, sólo vencida por dos chispazos cuando el partido anochecía. El conjunto granjeño reconoció su inferioridad sobre el papel en un escenario extenso como La Albuera y compareció con un 5-4-1 que se le hizo bola a su rival durante la práctica totalidad del choque.

Dani Arribas perdonó el 1-0 tras un fallo de Trujillo nada más arrancar y Anel y Dani Calleja rozaron el gol después. Poco más tuvieron para llevarse a la boca a la Segoviana, un día más huérfana de frescura y melancólica por las numerosas bajas que arrastra en el centro del campo. A la enfermería se marchó también Ivi sin que le hubiera dado tiempo a darse tres carreras. Sus músculos volvieron a decir basta. Le sustituyó Dani Abad, que protagonizó una de las situaciones curiosas del derbi, aunque de eso hablaremos después.

Su entrada al campo tampoco inspiró a los azulgrana, frustrados una y otra vez por el muro que levantó La Granja delante de la portería de Trujillo de la mano de once hombres que demostraron estar comprometidísimos con la tarea. Solidarios y esforzados, los de Diego Yepes plantearon un partido muy incómodo e incluso amenazaron por medio de Dani Lázaro, que probó a Cristian antes del descanso.

El segundo acto comenzó con un cabezazo de Mika, de los que no suele perdonar el 'nueve' cántabro, pero la Segoviana siguió maniatada, sin rutas hacia la meta granjeña. Tan nublado estaba el paisaje que el técnico gimnástico, Manu González, cambió a Dani Abad -que había entrado en el primer periodo- aun a costa de poner en evidencia al jugador, aunque luego aclararía que el joven futbolista no había tenido ninguna culpa sino que el error había sido suyo por apostar por un futbolista cuyas características no eran las que demandaba el partido.

Para tratar de sacar del atasco a su equipo, alistó a Diego Gómez, protagonista de la acción que liquidó el derbi. Antes, Dani Calleja cantó bingo y autografió el 1-0 en un lanzamiento de falta de esos que convierten a los porteros en un mar de dudas. Duro castigo al despliegue de La Granja, que no obstante no se rindió. Todavía sacó una última dosis de energía y pisó el área de Cristian incluso para reclamar un penalti en una acción que el árbitro resolvió ordenando repetir el saque de esquina lanzado desde la banda derecha. Los granjeños también protestaron una posible falta de Diego Gómez sobre Kike en el arranque de la jugada que dio origen al segundo gol. Un tanto culminado por el propio canterano gimnástico, lo mejor de una tarde sin demasiada diversión en La Albuera.

Ficha técnica:

Gimnástica Segoviana: Cristian; Adrián, Anel, Javi Marcos, Rubén; Juan de la Mata; Domingo, Dani Calleja, Ivi (Dani Abad, m. 11., Diego Gómez, m. 59), Dani Arribas; y Mika (Elías,m. 82).

CD La Granja: Trujillo; Aguirre, Pluma, Pau, Kike, David Arranz (Alcubilla, m. 55); Juli, Terleira (Gabri, m. 66), Guti, Mario (Ionel, m. 73); y Dani Lázaro.

Goles: 1-0, m. 70, Dani Calleja; 2-0, m. 89, Diego Gómez.

Árbitro: Manso Rojas, de la Delegación de Segovia, auxiliado en las bandas por Adrián Fernández y Adrián Iglesias. Amonestó a Juan de la Mata por la Segoviana, y a Pau por el CD La Granja. Expulsó al técnico del conjunto granjeño, Diego Yepes (m. 89).

Incidencias: 1.277 espectadores presenciaron el partido en el campo municipal de La Albuera.

 

Manu González, entrenador de la Segoviana. "Ha sido un partido complicado. Ya lo sabíamos. Al ser un derbi y conocernos todos, sabíamos que iba a ser así y que si conseguíamos abrir el partido sería más sencillo. Pero estamos fallando ocasiones claras. De todas formas, ya son varios los equipos que vienen aquí a cerrarse, el campo tampoco estaba bien y hemos notado las bajas en el centro del campo. Aun así este equipo siempre cree. Sé que no ha sido nuestra mejor versión, pero está por llegar y espero que lo haga en el momento clave de la temporada. A Diego Gómez le he dicho que algo voy a tener que hacer para que juegue más.

 

Diego Yepes, entrenador de La Granja: "El equipo ha hecho lo que tenía qe hacer y lo que habíamos planteado, pero no ha podido ser. Estoy contento con cómo ha trabajado, puede competir con cualquiera. Hasta el 1-0 no nos estaban creando peligro, pero luego ha llegado el gol en una falta muy bien tirada por ellos y hemos pedido penalti a Pau y falta de Diego Gómez en el segundo gol, que cuerpea muy bien pero le ha dado con el hombro en la cara a Kike. No estamos para que regalen goles por nosotros. De cara a lo que viene, nos jugamos la vida en cada partido y tenemos toda la ilusión del mundo.