CRÓNICA POLÍTICA

Fermín Bocos

Periodista y escritor. Analista político


Falta liderazgo

La crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia de coronavirus está poniendo a prueba la capacidad de liderazgo del Gobierno de Pedro Sánchez. No es lo mismo hacer campaña que gobernar. En campaña los partidos políticos tienden a decirle a la gente lo que quiere escuchar. Es fácil caer en la demagogia. Sobre todo por parte de quienes se presentan como regeneradores de la vida política. Una vez instalados en el poder llega la hora de la realidad. Afrontar problemas con medidas y soluciones, no con discursos o relatos de proyectos de ingeniería social.

Frente a la pandemia no valen los discursos de género ni echarle la culpa a la derecha como recurso de método. Compareció Pedro Sánchez en la televisión para anunciar las medidas que tomaba el Gobierno para afrontar la crisis y resulta que el famoso "plan de choque" del que venían hablando no ha convencido a casi nadie. Dado que para hacer frente a la propagación del virus se están adoptando medidas extremas de cuarentena lo que apareja el cierre de establecimientos y la interrupción de buena parte de la actividad comercial el dinero y los demás recursos que se anuncia a todas luces son insuficientes. Caso de la moratoria de seis meses en el pago de impuestos que deberán afrontar las miles de pequeñas y medianas empresas que al cesar en su actividad tendrán que plantearse despidos y expedientes temporales de regulación de empleo.

Cuando esto escribo Madrid, la región más afectada por la propagación del virus, está pendiente de nuevas medidas que afectaran a la vida de seis millones y medio de personas. Sánchez dejó abierta la puerta a una posible cuarentena generalizada, pero al no concretar la medida contribuyó a sembrar más incertidumbre de la mucha que acompaña a esta crisis. Tampoco quiso o supo qué contestar a la pregunta de si había sido irresponsable mantener la manifestación del 8 de Marzo. La pregunta era de lo más pertinente porque dos de las ministras que asistieron a la citada marcha en Madrid están contagiadas. Le endosó la píldora a los expertos omitiendo la campaña de propaganda que rodeó los días previos al 8M a mayor gloria de la ministra de Igualdad y su ley de Libertad Sexual. Se mantuvo la convocatoria a pesar de lo que estaba sucediendo en Italia y de que el día anterior a la manifestación en España ya habían fallecido 10 pacientes y repartidos por 16 comunidades autónomas había 441 contagiados. Falta liderazgo. Un líder es aquél que se atreve a decirle a la gente verdades incómodas.