Drylock inaugurará a finales de mes su primera línea de fabricación en Segovia

D. S.
-
La alcaldesa y los responsables de Drylock, este miércoles en el Ayuntamiento. - Foto: Ical

Sus responsables aseguran que "es la mayor inversión industrial realizada en la ciudad".

Drylock Technologies ha anunciado que la última semana de este mes de junio se pondrá en marcha el laboratorio de I+D+i y la primera de las cuatro líneas de fabricación que la multinacional belga tiene previsto implantar en España. "Es la mayor inversión industrial realizada en la ciudad", han subrayado sus responsables durante la presentación que han realizado en el Ayuntamiento.Invertirá entre 45 y 50 millones de euros con el objetivo de alcanzar una posición estratégica en los mercados del sur de Europa. La planta segoviana alcanzará su pleno rendimiento, con 120 empleos, en el primer trimestre de 2019. Este mes se incorporan los primeros 45 trabajadores con los que arranca la actividad industrial y de investigación. La celebración de las fiestas de Segovia coincidirá con la puesta en marcha de la primera línea de fabricación de pañales de niño.Prudentes con las cifras, el siguiente plazo fijado por la multinacional de carácter familiar, presidida por Bart van Malderen, traslada al inicio del último trimestre de este año 2018. A finales de Septiembre, contará con la segunda línea de producción, dedicada igualmente a la misma categoría de productos. La suma de estas dos líneas y el Laboratorio de I+D+i, suponen en total 80 empleos y la materialización de la mitad de la inversión global prevista. En los próximos cuatro meses, con las dos líneas de producción en marcha, el grupo internacional habrá invertido 25 millones de euros y en marzo habrá completado su inversión y funcionará a pleno rendimiento, con cuatro líneas de fabricación. Las dos primeras estarán dedicadas a los pañales de bebé. Las otras dos se ocuparán de satisfacer los otros dos pilares que contempla el sector de absorbentes: productos de incontinencia o gama 'Inco', y productos de higiene femenina.Drylock ha venido trabajando en el proyecto de Segovia desde que, a finales de 2016, bajo la dirección de Miguel Ángel González, con una dilatada experiencia en el sector de absorbentes tras su paso por Ontex, abriera sus oficinas en la localidad de Encinillas. El grupo decidió instalarse en Segovia porque considera que es el punto estratégico para su plan de expansión en el sur de Europa y desde el punto de vista logístico ofrece la mejor posición para abastecer los mercados íberos (España y Portugal) así como el sur de Francia e Italia."Segovia es una elección estratégica más allá de la experiencia del pasado, y su localización y facilidades han sido un hecho fundamental a la hora de tomar esta decisión', señala González.Desde que el Ayuntamiento conoció la intención de Drylock de implantarse en Segovia, la Oficina Segovia Activa se ha implicado en la búsqueda de trabajadores, que ejecuta una empresa externa. Segovia Activa ha colaborado con los responsables de Recursos Humanos de Drylock para tratar de adecuar los perfiles de empleo de la empresacon sus datos. El grupo internacional emplea a 2.200 trabajadores de ocho países, de los que más del 40% son mujeres y cerca del 60% son hombres. La intención de Drylock Segovia es equilibrar esa ratio para llegar a igualar el empleo de género.Otra de las características de la contratación en Drylock es el equilibrio de sus plantillas entre personal mayor de 50 años y jóvenes. "Para Drylock la edad no es un impedimento y el resultado final será una planta equilibrada que es lo que da estabilidad", señalan sus responsables.El nuevo laboratorio de fabricación cuenta con espacio suficiente para futuras ampliaciones y la creación de una plataforma logística. Ocupa una parcela de 25.000 metros cuadrados, de los cuales 11.000 metros cuadrados constituyen la infraestructura del nuevo proyecto, al que habría que sumar la plataforma logística de otros 13.000 metros cuadrados en el Polígono de Hontoria.La tipología de la maquinaria que se precisa ha exigido realizar un proyecto de adecuación en el que se han invertido cerca de 700.000 euros. En la actualidad cuenta con todos los permisos, incluida la licencia ambiental que el Ayuntamiento remitió el 1 de Junio."En un 'tiempo récord' Drylock Segovia ha podido resolver sus necesidades de adecuación gracias a las facilidades dadas por el Ayuntamiento, la delegación territorial de Industria y la compañía Unión Fenosa, que ha comprendido las necesidades elevadas de alta potencia", apuntan sus responsables, que ponen el acento también "en las excelentes condiciones de comunicacionesmóviles, con tecnología 5G, que proporciona la fibra instalada en el Polígono de Hontoria". "En estos momentos el proyecto de Drylock es el mejor dotado del grupointernacional en infraestructuras de comunicación, en relación a la rapidez y coste. Las comunicaciones móviles con tecnología 5G hacen que la nueva planta del Polígono de Hontoria sea la más competitiva y la mejor dotada de las ocho del grupo", añaden.El grupo Drylock fue creado en 2011 por el empresario belga Bart van Malderen. De capital 100% familiar, está presente en Europa y países de África, Asia y Oceanía, desde sus siete fábricas. La sede central del grupo está situada en la localidad belga de Zele, a escasos kilómetros de Gante. Su facturación en el último ejercicio superólos 300 millones de euros. El año 2018 marca el punto de inflexión en Drylock con dos nuevas plantas de fabricación que multiplican su capacidad productiva y suponen una inversión conjunta de 200 millones de euros entre la República Checa (Hadrek) y España (Segovia). La inversión en el Polígono de Hontoria es la tercera apuesta de la familia Van Malderen en Segovia.El padre del actual director de Drylock Technologies adquirió, en 1997, la empresa conocida como Fibras Sanitarias, que su hijo y principal accionista de Drylock, convirtió en Oxtex, en el Polígono de Valverde del Majano. Tras dirigir la compañía familiar durante 30 años y situarla como la empresa global de referencia en los mercados de marca propia, Ontex fue adquirida en 2003 por el fondo de capital riesgo Candover y su hasta entonces propietario se retiró del sector. Finalmente, en 2011, Bart Van Malderen decidió volver al mundo de los productos higiénicos, logrando en siete años multiplicar su actividad y levantar ocho fábricas en países tan diferentes como República Checa, Rusia, Italia, Brasil, Norte y sur de Estados Unidos y, ahora, España.