UGT denuncia la privatización de la ayuda a domicilio

P. Martín-ICAL
-
UGT denuncia la privatización de la ayuda a domicilio

El comité de empresa de UGT denuncia que Junta y Diputación de Segovia quieren acabar con la ayuda a domicilio y anuncia movilizaciones, incluida la huelga, porque es "penoso" que la institución provincial no destine presupuesto

La secretaria de la Fesp-UGT Castilla y León de Ayuda a Domicilio, Pilar Fernández, aseguró hoy que tienen “clarísimo” que la Junta y la Diputación de Segovia están apostando por las prestaciones vinculadas para “acabar con el servicio público de ayuda a domicilio” y “quitárselo de encima”. Fernández lamentó que durante las campañas electorales, se les llena la boca para hablar de dependencia y apoyo al medio rural pero luego no son consecuentes con la ley sino que “privatizan” para que “el problema lo tenga otro”.

Pilar Fernández explicó que Segovia es un ejemplo de esta política que busca la desaparición del servicio de ayuda a domicilio porque, en 2015, se atendía al 24 por ciento de las personas con prestación de dependencia, frente al 17 por ciento con prestación vinculada, en la que la Junta da la ayuda al usuario para que pague directamente a la empresa privada que le atiende. Cuatro años después, la prestaciones vinculadas “suben a un 24 por ciento” y la ayuda a domicilio está en el 19 por ciento.

Para Fesp-UGT Castilla y León, el problema es que la Junta paga al usuario con “un retraso de unos tres meses” y personas mayores por debajo de los 900 o 700 euros, como muchas mujeres con pensiones de viudedad, “supone la mitad del sueldo” pagar esta prestación a esa empresa privada y se acaban registrando bajas al “no poder asumir estos costes” y el problema es que una vez dan este paso ya no pueden volver al sistema porque “han renunciado a una prestación que tienen reconocida”.

Fernández también argumentó que, una vez que el usuario, entra en la prestación vinculada es “difícil salir” porque es “incompatible con la ayuda a domicilio” y suelen ser personas muy mayores, cuyo siguiente paso es ir a los centros residenciales y así, “de manera sibilina”, se quiere acabar con la ayuda a domicilio para “quitárselo de encima”, privatizando a favor de las empresas homologadas para prestar la vinculada.

Pilar Fernández lamentó que cuando salió la Ley de Dependencia, se puso de manifiesto que estábamos ante un nuevo nicho de empleo, especialmente en el medio rural, para ayudar fijar población y es obvio que estas expectativas no se han cumplido y el servicio público de ayuda a domicilio está marcado por unas condiciones laborales absolutamente precarias.

Sin presupuesto

El secretario provincial de Fesp-UGT, Miguel Ángel Mateo, puso encima de la mesa que la Diputación de Segovia, que preside el secretario autonómico del PP, Francisco Vázquez, desde junio 2017, “no concede ninguna ayuda a domicilio gestionada” por la esta institución a través de una empresa concesionaria. Mateo afirmó que, ese mismo año, el diputado de Asuntos Sociales, Miguel Ángel de Vicente, dijo que en un pleno, que “no tenía presupuestos por los recortes” y que, esta situación, sería temporal por un “periodo corto de tiempo” pero “aún se mantiene”.

Según Fesp-UGT Segovia, la Diputación Provincial sigue derivando las peticiones para que sean a través de la prestación vinculada de la Junta, en vez de incorporarles al servicio público de ayuda a domicilio. La secretaria sociosanitaria de Fesp-UGT Segovia, Mª José González recordó que, en la provincia de Segovia, se han perdido 400 usuarios del servicio de ayuda de domicilio, que ha pasado de casi 1.200 personas dependientes a 788 usuarios.

Esta situación, remarcó González, tiene un efecto en las condiciones laborales de la plantilla, formada por 280 trabajadores, en la "sólo cuatro tienen jornada completa”, mientras que la gran mayoría están por debajo de la media jornada e incluso hay contratos de “dos horas y media a la semana”, con “precariedad absoluta”. Además, la empresas autorizadas para la prestación no cuenta con comités de empresas y sus empleadas “están desprotegidos”, no se puede controlar “la atención que reciben los usuarios ni con qué personal”.

Movilizaciones

La presidente del comité de empresa de la ayuda a domicilio de Segovia, Fuencisla García Gascón, calificó la situación en la provincia de “penosa”, propiciada por la Diputación y anunció su intención de convocar todo tipo de movilizaciones y medidas de presión ante la institución provincial, incluida ir a la huelga, porque la Diputación lleva tres años sin tener presupuesto para la Ley de Dependencia, “antes sí y ahora no” y se está poniendo un servicio público que lleva funcionando más de dos décadas.

Fuencisla García lamentó profundamente que no se atienda como se merecen las personas más vulnerables, que viven en zonas rurales, y que muchas veces, sólo ven a la persona que les presta la ayuda a domicilio, que escucha sus problemas y les ayuda de muchas maneras, porque se incluyen “muchas tareas”, además del aseo personal y de la casa.