El Acueducto tendrá nueve cámaras de vigilancia desde junio

D. A.
-
El Acueducto tendrá nueve cámaras de vigilancia desde junio - Foto: Rosa Blanco

Cubrirán ambos lados del tramo principal, desde la plaza Día Sanz hasta el Postigo del Consuelo, y permitirán controlar tanto el tráfico como cualquier conducta que pudiera dañar el monumento

El Ayuntamiento de Segovia instalará el mes que viene una red de nueve cámaras de videovigilancia que cubrirán el tramo más emblemático y concurrido del Acueducto, desde la plaza de Día Sanz hasta el Postigo del Consuelo. Un proyecto que viene de lejos porque ya son más de siete años los que hace que empezó a hablarse de ello, pero que por fin cobrará forma en las próximas semanas.

Las cámaras se instalarán amparadas por el supuesto legal de videovigilancia del tráfico, por vehículos que todavía pasan bajo sus arcos, más de un cuarto de siglo después de la prohibición, que aparcan donde no deben o incumplen la normativa de carga y descarga. No obstante, una vez instaladas con ese fin, también facilitarán la vigilancia de cualquier otra mala conducta que atente contra la integridad del monumento, ya sea apoyarse en los sillares, escalarlos u otro tipo de actitudes que, además, estarán tipificadas como infracciones leves (hasta 750 euros), graves (de 750,01 a 1.500) o muy graves (de 1.500,01 a 3.000) en la ordenanza de protección del Acueducto, cuya aprobación inicial está pendiente de la revisión administrativa previa y se espera para estos próximos meses.

Si la nueva videovigilancia se instalara amparada por el supuesto legal del control del vandalismo, el Ayuntamiento debería solicitar permiso a la Delegación del Gobierno, que a su vez tendría que pedir informe vinculante a una comisión judicial. Los trámites se alargarían y el Gobierno municipal teme que además pudiera complicarse la autorización, de ahí también que se haya optado por la vigilancia del tráfico como fin principal, al ser esa una competencia directa de la Policía Local.

De esta forma, el Ayuntamiento ya ha adquirido los equipos y ha definido los puntos donde se instalarán, que además también tienen ya el visto bueno del Servicio Territorial de Patrimonio. Uno de esos puntos será la farola ubicada en la rotonda de la plaza de la Artillería, donde habrá dos cámaras y un radioenlace. En la esquina del centro de recepción de visitantes más cercana a la subida del Postigo, otra cámara doble que permitirá visualizar toda esa subida y un área importante del lado del Azoguejo. El tercer punto será una farola a la altura del edificio de Telepizza; y en el otro extremo del mismo inmueble, otra caja con otra cámara. En la farola de la plaza de Día Sanz, justo en la farola que sujeta uno de los carteles de prohibido subir, otra caja con dos cámaras y un radioenlace. Y el Ayuntamiento también ha solicitado permiso a la Academia de Artillería para poner dos cámaras más con otros tantos radioenlaces.

La academia cuenta con cámaras propias que ya a finales de 2014 permitieron identificar a una joven que pintó sobre un sillar, aunque ahora el Ayuntamiento reforzaría la vigilancia de ese punto del monumento con videovigilancia municipal.

 

“Un buen día”. La concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, no ocultaba este lunes su satisfacción por ver como por fin va a fraguar un proyecto que tenía pendiente desde hace años, pero que no sólo dependía de su Concejalía, sino también de la de Tráfico, o directamente de coordinarse con la Policía Local y, sobre todo, de una decisión global de gobierno que trascendía a una y otra concejalía. “Hoy es un buen día, una buena rueda de prensa al menos para esta concejala. Se trata de comunicar que en breve, probablemente en 15 o 20 días, un periodo de tiempo corto porque todo el material está preparado, colocaremos cámaras de videovigilancia para el control del tráfico en los arcos del Acueducto”, señaló. “Ya sabemos que no hay tráfico en los arcos, pero al menos yo, y seguro que muchos de ustedes, tienen en la retina fotos de coches aparcados, de motos incluso aparcadas contra los pilares... Es una instalación necesaria en esa filosofía que venimos poniendo en práctica de que esto no es sólo una cuestión de mantenimiento y conservación, sino que en aras a ese mantenimiento, avanzamos en el alejamiento del tráfico, de cualquier medio mecánico que pudiese impactar o hacer mal, o de las malas conductas contra el Acueducto”.

De Santos valoró que esta instalación será “fruto de la colaboración entre Patrimonio Histórico, Policía Local y el área de informática”. “Al final son nueve cámaras y cuatro radioenlaces que van a cubrir toda el área desde la plaza Día Sanz hasta la subida del Postigo”, confirmó, al tiempo que despejó dudas sobre cuestiones administrativas de permisos al reseñar que la Ponencia Técnica de la Comisión de Patrimonio aprueba el proyecto: “Por eso estamos aquí, dando noticia de esto, e importante resaltar también que esto no va a suponer ningún elemento distorsionador nuevo sobre las infraestructuras que están aledañas al Acueducto”, ya que las cámaras y demás material estará colocado “en farolas, focos y otras instalaciones ya existentes”, mimetizándose en éstas “para que ese impacto visual sea el mínimo, prácticamente nulo”.

De Santos añadió que toda la red estará bajo el control de la Policía Local “por un sistema mixto de radioenlaces y adsl”, y el presupuesto total “rondará los 20.000 euros”.

 

Cámaras frente al vandalismo. Preguntada por la prensa sobre si estas cámaras servirán también para sancionar conductas vandálicas, De Santos señaló que “lógicamente”, una vez que la ordenanza del Acueducto entre en vigor, si la cámara permite visionar conductas tipificadas como infracciones “las cámaras son para lo que son, pero no discriminarán sólo vehículos”, de modo que no sólo servirán para el control del tráfico. “Es decir, que si las cámaras permiten identificar conductas no deseadas, se utilizará”. “Recuerden el famoso episodio de la pintada de hace cuatro años (la pintada citada de diciembre de 2014), ya que un elemento importante de la resolución de aquel caso fue la cámara de videovigilancia de la academia”, reseñó.

Respecto a la ordenanza de protección del Acueducto y su entorno, De Santos, también preguntada de nuevo por ello, indicó que continúa “en procesos administrativos de revisión”. “Yo ya desde hace tiempo no doy fechas, pero lo que es el documento está acabado, a falta de puntualizaciones que nos hagan, con lo cual habrá que decir que (la aprobación) es inminente, y dentro de esa inminencia pueden ser un mes, dos, tres...”. Un plazo en teoría corto, pero que se viene alargando desde hace ya demasiados meses.