El Dakar se marcha de Sudamérica

Agencias
-

La próxima edición del emblemático rally se disputará en Arabia Saudí

El Dakar se marcha de Sudamérica - Foto: Carlos Jasso

La organización del Rally Dakar ha anunciado este lunes que la próxima edición de la carrera se disputará en Arabia Saudí, lo que supone la segunda mudanza del rally más importante del mundo después de tres décadas iniciales en África y de haber rodado los últimos 11 años en Sudamérica. Será la primera edición que se dispute en Asia y la segunda consecutiva que tendrá un solo país como escenario.
Desde hace semanas se venía especulando con la posibilidad de que el Dakar encontrara en Oriente Medio un nuevo escenario, después de que los diferentes países de América Latina se fueran desmarcando del rally por etapas más importante del mundo.
La pasada edición se disputó por completo en Perú, lo que suponía un riesgo elevado para los organizadores, puesto que cualquier problema podía obligarles a suspender la carrera. Chile, Bolivia, Paraguay y, finalmente Argentina, fueron dando paulatinamente un paso atrás por diversos detalles, tras haber sido escenario del rally a partir de 2009, un año después de la fatídica edición que tuvo que ser suspendida a causa del riesgo terrorista que pesaba sobre los tradicionales países que lo acogían en África.
Primero se cayó Chile en 2015, tras los desastres naturales sufridos, y este año fue Argentina la que se retiró alegando problemas presupuestarios. Bolivia, que se había afianzado en las últimas ediciones como un socio fiable, también dijo no a la de 2019.
A falta de anunciar más detalles de esta mudanza a partir del próximo 25 de abril, el director del Dakar, David Castera, avanzó que trasladar la prueba a Oriente Medio supone "un gran reto" con una "una geografía monumental propicia para buscar itinerarios audaces" que les permitirá "enfrentarse a esta página en blanco con innumerables oportunidades". 
"Deporte, navegación, superación personal,... se magnificarán en estos territorios hechos para un rally por etapas", aseguró.
Los organizadores aspiran a encontrar en el desierto árabe "extensiones gigantescas y vírgenes que constituyen un marco único para testar su voluntad, sus cualidades de pilotaje y sus dotes para la navegación".
Por su parte, el máximo responsable de deportes de Arabia Saudí, el príncipe Abdulaziz bin Turki AlFaisal Al Saud, explicó que planean "ofrecer una experiencia increíble e inolvidable para los pilotos que descubrirán la belleza de la naturaleza saudí", así como "un espectáculo único para los aficionados del motor".