Rodríguez no descarta irse a otro partido tras dejar el PSOE

SPC
-

La exportavoz socialista en el Congreso argumenta su baja en las «profundas discrepancias» con la política delGobierno con los independentistas

Imagen de archivo de Soraya Rodríguez con una papeleta del PSOE - Foto: Ical

La exsecretaria de Estado de Cooperación Internacional y diputada del PSOE hasta el final de esta Legislatura, Soraya Rodríguez, se ha dado de baja en el PSOE por sus «profundas discrepancias» con la dirección del partido en relación a su política con el independentismo catalán. En una misiva publicada ayer, aseguró que «no puedo compartir que la mayoría de la moción de censura, que ha sostenido al gobierno durante los últimos ochos meses, sea una posibilidad viable de conformar una mayoría parlamentaria razonable para sostener un gobierno socialista». «Por ello espero y deseo que tras los resultados electorales del 28 de abril el PSOE no reedite la mayoría de la moción de censura para obtener una investidura», explicó.
Además, no descartó sumarse a otro partido político después de haberse dado de baja de la formación socialista. «No descarto nada. He tomado una decisión dura, que es la de abandonar la militancia», explicó Rodríguez, que avanzó que no se alejará de la vida política. «La política se puede hacer desde muchos sitios y ahora puedo tomar decisiones», explicó la parlamentaria por Valladolid, según informa Europa Press. 
Rodríguez publicó el 5 de abril en su perfil de Twitter un mensaje crítico con el Gobierno de Sánchez. «Ni mediadores ni relatores. El diálogo entre el Estado y una comunidad, necesita respeto a la Constitución, al Estatuto y a las instituciones». Poco después, la dirección del Grupo Parlamentario Socialista del Congreso, que lidera la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, la retiró de su cargo como vicepresidenta primera de la Delegación española en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.
Para la ya exsocialista, volver a contar con los independentistas en una eventual investidura de Sánchez «haría imposible el diálogo con Cataluña, como se ha demostrado recientemente con el intento de condicionar la aprobación de los presupuestos generales».  La política vallisoletana defiende que el diálogo de Cataluña se debe abordar «de manera amplia, incluyendo desde luego a todos los catalanes y desde un amplio consenso de los partidos constitucionalistas» quienes, «con posiciones políticas e ideológicas diferentes», han participado siempre de un consenso constitucional esencial sobre la integridad territorial y la soberanía nacional. 
Sin embargo, Rodríguez no ha sido la única socialista que se dio de baja del partido, ya que el exportavoz del PSOE en la Diputación y exconcejal del Ayuntamiento de Valladolid Juan José Zancada confirmó que también solicitó la baja «hace unos días». 
Reacciones

Tras conocerse la noticia, el alcalde de Valladolid y portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Óscar Puente, calificó de «inaceptables» las explicaciones de Soraya Rodríguez, y consideró que es «de un cinismo insoportable» que diga que lo deja «por diferencias». «Rodríguez se va del partido porque no tienen ninguna posibilidad de vivir de él después de 25 años».  «Cuando uno tiene diferencias con el partido, lo que uno hace es pelear para cambiar las direcciones», dijo.
Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, lamentó que «Sánchez este expulsando a todos los constitucionalistas que quedaban en el PSOE». En ese sentido, Rivera aseguró que Soraya Rodríguez también se da de baja por «la discrepancia profunda» que mantiene con la dirección del partido en relación a su política con el independentismo catalán.