scorecardresearch

Se buscan voluntarios de Protección Civil para "dar relevo"

SPC
-

Las agrupaciones de Castilla y León cuentan con más de 2.600 voluntarios, un centenar más que antes de la pandemia

Presentación de la campaña. - Foto: Diario de Ávila

La Junta de Castilla y León ha puesto en marcha una campaña que, denominada ‘Efecto boomerang’, busca captar nuevos voluntarios de Protección Civil. La directora de la Agencia de Protección Civil de Castilla y León, Irene Cortés Calvo, explicó que en estos momentos el número actual de efectivos, más de 2.600 distribuidos en 119 agrupaciones y asociaciones, “es satisfactorio”, pero se quiere aumentar la cifra para poder “dar relevo” a los voluntarios actuales para que “puedan descansar”, dada la intensa actividad a la que han tenido que hacer frente en los últimos meses.

En el caso de Ávila a la pandemia se sumó este verano el incendio de la Paramera, de ahí que el acto de presentación de la campaña, el primero en la región, sirviera también como “reconocimiento” a los voluntarios. 

El objetivo de la iniciativa, materializada a través de una ‘history movie’ que se difundirá en redes sociales, es dar a conocer la función del voluntariado de Protección Civil a través del mensaje de que “lo mucho que dan nos vuelve”.

Está destinada a todos los ciudadanos que quieran formar parte de alguna de las agrupaciones y asociaciones que están inscritas en el registro de voluntariado de Protección Civil de la comunidad de Castilla y León, así como a aquellos municipios que quieran crear una agrupación de voluntarios para tal fin.

El perfil del voluntario de Protección Civil es “heterogéneo”, desde jubilados a personas jóvenes que tienen otras ocupaciones profesionales, y el único requisito pasa por “estar a disposición” para ayudar a los demás, señaló Cortés. 

Acompañada por el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero, la directora de la Agencia de Protección Civil señaló que la colaboración y participación ciudadana a través de las agrupaciones y asociaciones de Protección Civil es una realidad que hay que valorar y fomentar desde todas las administraciones.

Los voluntarios de Protección Civil son una base importante en la prevención y en la gestión de emergencias, incorporándose en los grupos de acción de todos los planes de emergencia de Castilla y León, así como en los planes territoriales municipales, dijo.

La directora resaltó la gran labor realizada por el colectivo en estos años, especialmente su participación activa en la gestión de la crisis sanitaria. “Ya lo sabíamos, pero nos hemos dado cuenta de que los voluntarios no solo son necesarios, sino que son imprescindibles para acometer todas las emergencias nuevas que se están produciendo en los últimos tiempos, de carácter meteorológico o pandémico”, indicó Irene Cortés, quien también destacó que durante la pandemia se han incrementado tanto el número total de voluntarios –de 2.500 a 2.630- como el número de agrupaciones de la comunidad. En Ávila se cuenta con 23, tras las incorporaciones de las de Maello, San Pedro del Arroyo y Peguerinos.

La directora de la Agencia incidió en la necesidad de contar con este colectivo en los diferentes preventivos, como simulacros, en la formación o en escenas de la vida cotidiana como es la atención a nuestros mayores, y remarcó que el fomento y el apoyo al voluntariado de Protección Civil se han convertido en uno de los retos por parte de la Junta de Castilla y León en esta legislatura.