TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Un ganador

07/05/2020

Mientras el planeta-fútbol vive instalado en el gran debate, en España volvemos a mirarnos el ombligo. ¿Qué le vamos a hacer? Somos así. El mundo se esfuerza en leer entre las líneas de la disyuntiva «¿Quién tiene razón? ¿Francia o Alemania?». Dos de las cinco grandes ligas europeas en posturas antagónicas: los galos decidieron cancelar su torneo, los germanos le han puesto fecha de regreso a la Bundesliga: dentro de una semana, si no sucede nada extraño (¿Qué podía suceder en este 2020?), volverá a rodar el balón. Si Francia dice «no» es porque no puede asegurar todas las grietas; si Alemania sice «sí» es porque puede asegurarlas. Y en España…

… pues en España, como digo, nos miramos el ombligo en nuestro propio debate cainita, pues los que dicen «sí» al fútbol (quienes lo gestionan) son tachados de irresponsables y los que dicen «no», de inmovilistas. Pero ya no entraremos hoy, otra vez, en la conveniencia o no del regreso de LaLiga, porque algunos decidimos hace tiempo que si Tebas o Rubiales tienen más datos que los científicos, adelante; hoy toca abordar esa polémica tontorrona que alimentó Courtois desde una entrevista y 'corrigió' Roures en otra: ¿Quién debería ser campeón si LaLiga no puede finalmente reanudarse? Particularmente, me inclinaría por contestar con otra pregunta: ¿Y por qué hay que elegir campeón? ¿No podemos reanudar la competición, tal y como la dejamos, cuando se pueda? Pero no, la condición 'sine qua non' para este 'reto' es elegir campeón. No hay duda: el Barça. Lo de «es que fuimos mejores que ellos» o «es que ni siquiera nos hizo un gol en los clásicos» son excusas idiotas. ¿Quién tiene más puntos? Se acabó. Cualquier otra idea tendría el rigor científico de una moneda al aire. Pero bueno, fútbol y ciencia parecen no casar, no en este país.