El disputado escaño del señor Calvo

Sergio Arribas
-

El último Macrobarómetro del CIS aventura que el partido de Albert Rivera podría perder su único representante por Segovia. También los últimos sondeos publicados por diversos medios.

Ordóñez (UP), Aceves (PSOE), Calvo (Cs), Postigo (PP9 y Jiménez (Vox). - Foto: Rosa Blanco

En 1978, en plena Transición, Miguel Delibes publicó ‘El disputado voto del señor Cayo’, una novela que llevaría al cine, en 1986, Antonio Giménez-Rico, con Juan Luis Galiardo y Francisco Rabal en sus papeles protagonistas. La historia gira en torno a un viaje que un grupo de jóvenes candidatos de un partido de izquierdas realizan a un pueblo —de la que hoy sería esa España Vaciada— para conseguir votos de cara a las elecciones generales.

Al candidato de Ciudadanos (Cs), el escritor Eduardo Calvo —que dirigió durante 17 años distintas sede del Instituto Cervantes en Oriente Medio, el Magreb, y Asia— la cinta no le es desconocida, como amante del cine y descendiente de una saga de actores, que tuvo a  su padre, Eduardo Calvo, ‘Yayo Calvo’, como uno de sus mayores exponentes. Director de doblaje, su voz rugosa se hizo popular cuando en 1983 dobló al cineasta Alfred Hitchcock en la serie de televisión ‘Alfred Hitchcock presenta’. El padre del hoy político y candidato —que también hizo sus ‘pinitos’ con el rodaje de un corto del que era protagonista— estuvo en el cine a las órdenes de directores como Carlos Saura, Jaime de Armiñán, Luis Berlanga o Pedro Almódovar. No fue el caso, pero Yayo Calvo bien pudo haber interpretado, por presencia y veterania, el papel de Rabal en ‘El disputado voto del señor Cayo’. 

Incierto es el papel que tendrá su hijo Eduardo tras la cita del 10-N, pues, a tenor de todos los sondeos, el tercer escaño en el Congreso por Segovia, que en abril consiguió el candidato de Cs, está más disputado que nunca.
El hundimiento de la formación de Albert Rivera, pronosticado por sucesivos sondeos en los últimos meses, ha sido apuntalado por el último Macrobarómetro elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), publicado el 29 de octubre.  Según el sondeo realizado entre el 21 de septiembre y 13 de octubre, un día antes de que se conociera la sentencia del procés, el PSOE ganaría las generales con un margen entre los 133 y los 150 escaños, con lo que ampliaría el liderazgo conseguido en abril entre 10 y 27 diputados. El PP experimentaría también un crecimiento, puesto que los 66 representantes pasaría ahora a una franja entre 74 y 81. La tercera posición la conseguiría Unidas Podemos con 45, tres más de los actuales. Ciudadanos, en cambio, se desplomaría y pasaría de los 57 a tener entre 27 y 35, mientras Más País lograría cuatro representantes.

En Castilla y León, el CIS refleja que el PP arrebataría diputados a Ciudadanos en Ávila, Burgos, León, Palencia, mientras que en Valladolid el escaño naranja estaría entre el PSOE y los populares. En Salamanca y Segovia, el representante de Cs se mueve hacia los socialistas. La encuesta vaticina que el PSOE obtendría 1 ó 2 diputados por Segovia, el PP mantendría 1 y Ciudadanos se quedaría con uno o lo perdería.

El 28 de abril el PSOE obtuvo 25.978 votos (28,18%); el PP 24.806 (26,915) y Cs 18.397 (19,96%. Si el CIS acierta —toda la oposición ha denostado la encuesta— y el escaño de Cs pasa al PSOE, entraría en la Cámara Baja la alcaldesa de Cabezuela y vicesecretaria provincial, Ana Agudíez. Cabe preguntarse si Cs hubiera optado por presentar de candidata a la segoviana Silvia Clemente. La historia daría para el guión de otra película.