"La gente querrá ahorrarse hasta revisiones del coche"

David Aso
-

Santiago Franco, gerente de concesionario y taller de vehículos, reflexiona sobre el presente y futuro de su actividad, dentro de la serie de 20 entrevistas realizadas por El Día a otros tantos profesionales segovianos.

Santiago Franco, gerente de Minfrauto.

Santiago Franco, gerente y copropietario de Minfrauto, concesionario y taller de marcas como Suzuki, Toyota, Land Rover o Jaguar, lleva la nueva crisis «con mucha preocupación». «Somos más de 20 trabajadores entre ventas, recambios, reparaciones, administración... mantener a todos, incluyendo ayudas cuando lleguen, cuesta muchísimo dinero. La única solución que nos queda es abrir cuanto antes y que podamos ir recuperándonos todos»; y mientras tanto, el «machaqueo de cabeza» durante el confinamiento es inevitable. Su negocio está cerrado desde el principio del Estado de Alarma: "El mismo lunes (16 de marzo) ya vino la Guardia Civil a decirnos que sólo podíamos estar en el taller con la puerta cerrada y ya desde entonces no hemos vuelto a abrir". Presentaron expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y la autoridad laboral se lo aceptó: «No podíamos estar sólo para esperar vehículos de emergencias o Guardia Civil, ¿quién iba a traer el coche si nadie puede salir de casa? A ver si Mapfre puede abrir a primeros de mayo para reparación de siniestros». 
«El caso es que se vaya abriendo la mano, ya no digo para tomar un café, pero que la gente pueda empezar a moverse para reactivarnos porque, mientras tanto, los talleres no tenemos solución». Ni los talleres ni muchas otras actividades, claro, porque «como esto continúe mucho más tiempo así la mitad de los negocios se van a la quiebra», teme. 
Pensando ya en el futuro, cree que «lo perdido va a ser ya muy difícil de recuperar». «Vamos a ver poco a poco, pero va a costar mucho. La gente no va salir a comprarse un coche y en cuanto a las reparaciones, las justas, porque esto afecta económicamente a todos y el que se pueda ahorrar una revisión lo va a intentar», continúa Franco, que ya presume que esta crisis «lleva camino de ser peor que la anterior».