"Esta enfermedad te enseña a amar cada momento de la vida"

Ical
-

Lorenzo Aragoneses, técnico de La 8 Segovia, cuenta su experiencia tras superar el coronavirus. Aconseja mucha fortaleza mental y espiritual.

"Esta enfermedad te enseña a amar cada momento de la vida"

El segoviano Lorenzo Aragoneses Burgos, técnico de La 8 Segovia de CyLTV, se sorprendió mucho cuando dio positivo por Covid-19, con la preocupación añadida de las consecuencias que esto tuvo para varios compañeros que tuvieron que parar de trabajar para aislarse. Tras semanas alejado de los suyos, de su mujer y su pequeño, a este gran lector los libros le ayudaron mucho a lo largo del confinamiento, también para ser más fuerte mentalmente, una parte esencial para superar esta enfermedad. "Ataca tu salud y a tu cabeza”, un duelo que 'Loren' ha ganado y que ha reforzado su carácter optimista y vital.

¿Sabe o supone cómo se contagió?

No sé muy bien cómo me pude infectar. Lo que sí que sé es que, a pesar de usar la mascarilla y guantes y la higiene, lo pillé en algún sitio o de alguien. Lo curioso es que no lo notas hasta pasados unos días.

¿Qué es lo primero que se le vino a la cabeza cuando supo que estaba enfermo?

Lo primero que me vino a la cabeza fueron la familia y personas de mi entorno; por favor que no tengan, pensaba. No quería sentirme culpable de que pudieran enfermar y tener que pasar por este cáliz.

¿De una enfermedad así sale una persona nueva? ¿Qué le cambiará la enfermedad?

Creo fervientemente que esta enfermedad te ataca no sólo a tu salud sino a tu cabeza, es un duelo psicológico. Te obliga a ser más fuerte, aunque no lo seas, e ir más allá a un punto espiritual para conseguir tranquilidad y reposo. Te cambia todo, piensas más en lo superfluo de este mundo; en lo que he dicho mil veces; más empatía, solidaridad, delicadeza y amor, en definitiva. No sólo a la familia y los compañeros, sino también a los desconocidos. Te enseña a amar cada grano de arena que cae en este reloj que es la vida.

¿Cuál es el detalle más bonito o más digno de recordar de todo el proceso?

Lo más bonito es el amor incondicional de todo el entorno familiar, de compañeros de trabajo y amigos del pueblo; la labor, por supuesto, titánica e inconmensurable de todo el sector sanitario y, cuando te ves libre de este virus, ya siendo inmune a él. Desde luego lo más importante que debemos aprender es que hay que restar importancia al valor de lo económico y centrarnos más en hacer felices a los demás. Quédense con esta frase: “Llegamos al mundo con amor y con amor debemos cambiar el mundo”. Un fuerte abrazo y un beso para aquellos que lo necesiten en este momento.