Evo Morales anuncia la convocatoria de nuevas elecciones

Europa Press
-

El líder indígena también renovará el Tribunal Supremo Electoral como pedía la oposición y tras el informe desfavorable de la Organización de Estados Americanos. Además, hace un llamamiento a la paz para rebajar las tensiones de los últimos días

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha anunciado este domingo que convocará nuevas elecciones generales y que renovará la totalidad de los miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) tras el dictamen preliminar desfavorable de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los comicios del pasado 20 de octubre. 
"He decidido renovar la totalidad de los vocales del Tribunal Supremo Electoral y convocar a nuevas elecciones generales", ha anunciado Morales en una comparecencia pública retransmitida por la televisión pública boliviana. 
"Convocar a nuevas elecciones nacionales que mediante el voto permitan al pueblo boliviano elegir democráticamente a sus nuevas autoridades incorporando a nuevos actores políticos", ha explicado. 
Evo Morales anuncia la convocatoria de nuevas eleccionesEvo Morales anuncia la convocatoria de nuevas elecciones - Foto: STRINGERAdemás, Morales ha defendido "bajar la tensión" tras las protestas y movilizaciones de la oposición contra las últimas elecciones. "Todos tenemos la obligación de pacificar Bolivia", ha remachado. También ha insistido este domingo en que no renunciará a su cargo al frente del país en una entrevista concedida a Radio Panamericana tras declarar nuevas elecciones, aunque no ha precisado si volverá a comparecer como candidato. 
"Hago una convocatoria de respeto a la vida, respeto a propiedades privadas, respeto a las autoridades, respeto a todos los sectores sociales. Todo lo que tenemos en Bolivia es el patrimonio del pueblo boliviano y no estar enfrentados para hacer daño", ha añadido. 
Asimismo, indicó que en las próximas horas la Asamblea Legislativa Plurinacional, de acuerdo con todas las fuerzas políticas, establecerá los procedimientos para renovar la totalidad de vocales del TSE, conforme exigía la oposición. 

 

La polémica

Las protestas en Bolivia estallaron la misma noche de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y el principal líder opositor, Carlos Mesa. 
Cuando se retomó, casi 24 horas después, concedían la victoria en primera vuelta a Morales, por lo que Mesa ha denunciado un "fraude gigantesco". Ambos llamaron a la movilización de los suyos, lo que ha derivado en disturbios. Al menos dos personas han muerto y más de 190 han sido detenidas en estas dos semanas. 
En este contexto, Morales accedió a que la OEA, apoyada por países como España, México o Perú, realice una auditoría electoral de carácter vinculante. Mesa, en cambio, no la acepta porque dice que es fruto de un acuerdo unilateral entre el Gobierno y el bloque hemisférico sin tener en cuenta a la oposición. 
El jueves y el viernes se amotinaron policías en las regiones de más arraigo de la oposición, primero para exigir demandas laborales y posteriormente en apoyo a las movilizaciones opositoras, y el sábado hubo amotinamientos incluso en La Paz y el Ejército tuvo que salir al paso para advertir que no reprimiría las protestas. 
Este domingo finalmente se ha publicado el informe preliminar de la misión de la OEA que denuncia graves irregularidades en el proceso electoral y señala como "improbable" que Morales obtuviera el 10 por ciento de votos de ventaja necesario para evitar una segunda vuelta contra Mesa.