Miles de segovianos sin cobrar por retrasos de los ERTE

David Aso
-

Buena parte de los casi 8.000 empleados de la provincia que ya no ingresaron su nómina íntegra en marzo por haber presentado sus empresas expedientes de regulación temporal de empleo tampoco recibirán prestación en abril por demoras en la tramitación

Imagen de archivo del polígono de El Cerro.

Miles de trabajadores segovianos afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) solicitados por sus empresas, como consecuencia del cese de actividad por el Estado de Alarma, están sufriendo demoras en el cobro de las prestaciones que les pueden llegar a dejar casi dos meses con apenas un 25% de sus ingresos habituales. Se trata de empleados que sólo cobraron la mitad de su nómina a finales de marzo, lo que les correspondía por el trabajo que desempeñaron en la primera quincena de ese mes; la segunda ya no trabajaron debido a esos ERTE (la mayoría son con fecha de inicio el 16 de marzo) y, si estos no se resolvieron antes del día 31 para que se les reconociera su derecho a prestación, no volverán a ver un euro más hasta el 10 de mayo, fecha en la que percibirán lo que les corresponda de la mitad de marzo y abril, equivalente al 70% de la base reguladora de su salario bruto.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) tiene establecido el abono de sus prestaciones el día 10 de cada mes y hasta ahí todo normal porque es el plazo ordinario que se venía aplicando hasta ahora. El problema, de alcance nacional, está en los ERTE justificados en causa de fuerza mayor (coronavirus) que se presentaron a partir del 16 marzo, con un margen de tramitación muy ajustado para entrar en la ronda de cobros del 10 de abril, y más teniendo en cuenta la extraordinaria cantidad de peticiones que entraron en muy pocos días. De hecho, los sindicatos ya han recibido consultas en Segovia por este motivo durante la última semana; y el secretario provincial de CCOO, Álex Blázquez, afirma que dos de estas consultas son de trabajadores a los que sus empresas «ni siquiera les han pagado la primera mitad de marzo». En la actualidad, eso sí, la autoridad laboral autonómica ya ha tramitado más del 98% de estos expedientes, pero no hay ventanas extraordinarias de pago habilitadas por parte del SEPE. 

La Junta de Castilla y León ya publicó una orden el 31 de marzo por la que ampliaba de cinco a diez días el plazo legal para la resolución y notificación de los ERTE ante el «elevado volumen de solicitudes» que había recibido. Ese mismo día, la Federación Empresarial Segoviana (FES) se sumó a la patronal autonómica Cecale al manifestar su preocupación por la ralentización de los trámites, más aún cuando después son las empresas las que necesitan unos días más de plazo, en teoría cinco como máximo, para comunicar al SEPE los datos de los trabajadores afectados y que estos puedan cobrar las prestaciones. Así, entre un trámite y otro, con los funcionarios completamente desbordados sobre todo en marzo, era más que previsible que se produjera el problema que ya constatan los sindicatos en Segovia.

El consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, también reclamaba el 2 de abril al Gobierno que habilitara «ventanas de pago» a lo largo de este mes para no dejar sin cobrar a los afectados por estos ERTE «hasta el 10 de mayo». El secretario provincial de UGT, Manuel Sanz, por su parte, destaca que su sindicato y CCOO están negociando a nivel estatal con el Gobierno la posibilidad de que se cree alguna fecha de pago anterior (en la línea de lo que solicitaba Barrios y que también se ha reclamado en otras comunidades), pero de momento todo sigue como estaba.

Sólo durante el mes de marzo, entre el 16 y el 31, la Junta recibió 1.807 solicitudes de ERTE de fuerza mayor por parte de empresas de Segovia que en total dan empleo a 7.659 personas, cifras que a 17 de abril ya se elevaban a 2.117 y 9.610, respectivamente. Los primeros expedientes presentados, si cumplían con los requisitos exigidos, tendrían más probabilidades de tramitarse en plazo para que los afectados pudieran recibir prestaciones el 10 de abril, pero los sindicatos temen que sean mayoría los que se han quedado a las puertas. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, incluso reconocía el pasado miércoles en el Congreso que aún quedaban por resolverse más del 40% de los expedientes registrados en España; y eso con datos actualizados a fechas posteriores a las del 31 de marzo o el 10 de abril.

El problema de estos empleados no se limita además al hecho de no cobrar de sus empresas sin haber empezado a ingresar la prestación, sino que, al no tener en su poder la acreditación de estar afectados por un ERTE, tampoco pueden solicitar otras ayudas como la moratoria hipotecaria o la del alquiler. 

Por otro lado, los datos que actualiza la Junta a diario corresponden a ERTE solicitados y número potencial de trabajadores afectados, sin concretar los aceptados, rechazados y pendientes de resolución. El Día volvía a solicitarlos el jueves a la Consejería de Industria y fuentes oficiales respondieron que aún no están disponibles, aunque confían en tenerlos «pronto»; y al Ministerio, datos sobre la cantidad de prestaciones ya reconocidas, a la espera también de respuesta.

«CCOO y UGT hemos presentado un escrito conjunto a la Oficina de Trabajo porque la desinformación de la Junta es la tónica dominante en esta situación y nos vemos impotentes a la hora de poder explicar a los trabajadores cómo están sus prestaciones», aseguró también el jueves el secretario provincial de CCOO, Álex Blázquez. «Necesitamos sobre todo tener información sobre los ERTE por fuerza mayor que se están rechazando», precisó su homólogo de UGT, Manuel Sanz, ya que casi todas las empresas afectadas por denegaciones están presentando nuevos expedientes justificados en otras causas que sí requieren la apertura de un periodo de consultas con los sindicatos. Una circunstancia que implica más trámites, y los hay que pueden poner en riesgo también el cobro de prestaciones con fecha del 10 de mayo.

ERTE denegado a Avanza. Según datos provisionales a los que ha tenido acceso este periódico, los ERTE denegados en Segovia rondarían el 10% de los que se han presentado en total, por lo que podría haber alrededor de 200 empresas en esta situación. Entre ellas está por ejemplo Avanza Movilidad Urbana, la concesionaria del transporte urbano de Segovia, aunque, según informa su comité de empresa, ahí los trabajadores sí que han cobrado su nómina de marzo íntegra; a la espera, eso sí, de que en abril se les aplique otro tipo de ERTE que previsiblemente saldrá adelante, ya que corresponde a la modalidad de causas organizativas o económicas, en los cuales los trabajadores consumen paro y las empresas pagan las cotizaciones, sin las ventajas por tanto de los ERTE de fuerza mayor. 

«Pero hay trabajadores a los que se les.ha comunicado el reconocimiento de la prestación y que para cuando les llegue el ingreso a lo mejor han acumulado mes y medio o incluso dos meses» a la espera de empezar a cobrarla, tal y como incide el secretario provincial de UGT, de ahí la negociación con el Gobierno por que se creen nuevas fechas de pago más allá del día 10 de cada mes. En este sentido, «lo que sí está haciendo el SEPE es adelantar al 2 o al 3 el pago de prestaciones reconocidas antes de esta crisis», matiza Sanz, pero el problema más urgente sigue estando en los ERTE del coronavirus.