La Audiencia Provincial reanudará sus juicios el 23 de junio

DS
-

Ese día, a partir de las 9:30 horas, F. C. S. se sentará en el banquillo de los acusados por un presunto delito de apropiación indebida.

La Audiencia Provincial reanudará los juicios el 23 de junio

Será el primer juicio en celebrarse en el tribunal que preside Ignacio Pando tras la declaración del estado de alarma -no ha trascendido por el momento si otros juzgados de la provincia han señalado vistas orales en fechas previas-, y estrenará las nuevas medidas de seguridad que se han puesto en marcha. A partir de la entrada en funcionamiento de la primera fase para la recuperación de la actividad, el acceso al edificio quedará permitido, además de los funcionarios y trabajadores que prestan sus servicios en el mismo, a los ciudadanos que hayan sido citados para la realización de alguna diligencia judicial, así como a aquellos que hayan obtenido cita previa.

La atención a los ciudadanos será realizada por vía telefónica o telemática de forma preferente y sólo en el caso en que se estime que esa atención deba darse de forma personal se le dará fecha y hora para su comparecencia. Esta cita deberá ser comunicada al control de seguridad del edificio para que se pueda proceder a su control en la entrada. Igualmente se permitirá la entrada al edificio de los profesionales que acompañen a ciudadanos citados para la realización de actuaciones judiciales, o a los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad que los puedan acompañar, o a terceros en caso de personas dependientes. En cualquier otro caso, para la admisión de una persona deberá solicitarse autorización del magistrado o del LAJ del órgano judicial al que se dirija.

En el caso de los profesionales, su acceso al edificio será libre a partir del levantamiento de la suspensión de plazos y términos, si bien deberán indicar el órgano judicial o de fiscalía al que acuden, a fin de controlar el aforo en cada dependencia. Deberá existir en el control de entrada mascarillas y guantes para quienes acceden al edificio para la práctica de diligencias y no los lleven consigo, así como gel hidroalcohólico, para el lavado de manos a la entrada y a la salida. Los usuarios que accedan para consultas con cita previa o como público, deberán disponer y usar mascarillas propias.

La presencia de profesionales o ciudadanos en el edificio respetará en todo caso las recomendaciones sanitarias de mantenimiento de distancias de seguridad. También en las salas de vistas, donde deberá existir a la entrada gel hidroalcohólico para permitir el lavado de manos, así como suministro suficiente de fundas de plástico protectoras de los micrófonos, que cada interviniente recogerá personalmente, la colocará en el micrófono que tenga que usar y una vez que finalice la retirará por sí mismo para desecharla en el contendor que al efecto deberá existir en la salida de la Sala.

En las propias salas de vistas, cuando la distancia interpersonal no pueda garantizarse por la existencia de varios profesionales en la misma mesa de estrados o por la asistencia de varios acusados, deberán proveerse de mamparas de separación si no fuese posible situarse a la distancia necesaria. Igualmente deberá proveersese proporcionará a cada profesional de su propio micrófono, de forma que cuando haya varios abogados que deban hablar, cada uno lo haga desde uno diferente, y lo mismo se aplicará para el uso del micrófono por acusado y testigos. El aforo de las salas será controlado en el control de acceso del edificio. Deberá solicitarse cita previa para acudir como público a actos judiciales, habilitándose y publicándose un teléfono en cada órgano judicial al que quien esté interesado en acudir a un juicio pueda solicitarlo previamente. Antes del día del juicio se comunicará por el órgano judicial en el control de entrada las personas autorizadas como público.