Hallan herido grave a un joven que pudo caer de la muralla

Ical
-
Imagen de archivo del jardín Miguel Delibes

Un ciudadano se lo encontró a primera hora de la mañana del jueves en un terraplén del jardín Miguel Delibes, junto al paseo del Obispo. Tiene 22 años y fue derivado al Hospital Río Hortega de Valladolid con una posible fractura craneal.

La Policía Nacional de Segovia mantiene una investigación abierta para esclarecer las causas de la caída de un joven de 22 años, que fue encontrado por un viandante, a las 9.20 horas del Día de la Constitución, herido en la cabeza y semiinconsciente, tirado en un terraplén del Jardín Miguel Delibes, al que separa un muro de piedra de varios metros de altura del paseo del Obispo, en el casco histórico de la ciudad. La víctima fue atendida por efectivos de emergencias sanitarias del 1-1-2 y trasladado en UVI móvil al Complejo Hospitalario y posteriormente al Hospital Rio Ortega de Valladolid.

La sala del centro de emergencias del 1-1-2 de Castilla y León recibió a las 9.20 horas del jueves 6 de diciembre una llamada de un ciudadano pidiendo ayuda para un joven herido que había encontrado herido en un terraplén del jardín Miguel Delibes, junto al Paseo del Obispo, dándose aviso a emergencias sanitarias y la Policía Local. La víctima fue atendida en el lugar de los hechos y llevada al Hospital General de Segovia en UVI móvil, con un fuerte golpe en la cabeza y posible fractura craneal. Los especialistas del Complejo Hospitalario decidieron su traslado al Hospital Rio Hortega de Valladolid.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia confirmaron que la Policía Nacional abrió una investigación para aclarar las causas de este suceso en el que el joven de 22 años podría haberse caído desde el pretil del paseo del Obispo hacia el Jardín Miguel Delibes, con una considerable diferencia de altura. Este hecho guarda muchas similitudes con otro ocurrido hace casi cuatro meses, en el que se vio involucrada una joven estudiante italiana que también fue encontrada herida grave por un ciudadano tras caer del Mirador del Postigo, en la muralla, de forma accidental.