scorecardresearch

Las 8 prohibiciones de la nueva plazuela del Alcázar

Nacho Sáez
-

El Patronato de la fortaleza instala la nueva señalización que informa de la prohibición de acceder con mascotas a su renovada plazuela, entre otras restricciones.

Señalización informativa que se ha instalado en la plazuela del Alcázar. - Foto: DS

El Alcázar ya ha colocado la cartelería que informa de las nuevas restricciones que aplicará para el uso de la renovada plaza de la Reina Victoria Eugenia, popularmente conocida como la plazuela del Alcázar. Una señalización que recoge las prohibiciones de las que ya informó El Día de Segovia en su edición del pasado 23 de abril.

A partir de ahora no estará permitida la entrada de mascotas -excepto perros guía-, bicicletas, patinetes y monopatines y no se podrá jugar al balón, volar drones, pisar el césped y practicar la venta ambulante. A través de una nota de prensa el Patronato del Alcázar ha vuelto a insistir en que la decisión se ha tomado para evitar "el posible deterioro de zonas sensibles de la plazuela, tanto de sus nuevas zonas verdes -con objeto de garantizar el buen desarrollo de césped, setos y flores- como de los costosos materiales que se han empleado en la remodelación". 

En lo que se refiere a la prohibición de acceso con bicicletas, patinetes, patines, monopatines y otros vehículos de movilidad personal análogos, dice que responde a la intención de "garantizar el bienestar y seguridad de las personas que visitan la plazuela". "Se trata de una restricción que ya se aplica en la mayoría de zonas peatonales de todas las ciudades. En el mismo sentido se prohíbe también el juego con balones y el vuelo de drones en el recinto. Este grupo de medidas evitará posibles daños tanto al patrimonio como a las personas. Por último, se recuerda la prohibición de la venta ambulante en todo el recinto, en aplicación de lo dispuesto en la Ordenanza Municipal de Convivencia Ciudadana", añade.

La plazuela estará abierta todos los días de la semana -de 7:30 a 20:30 horas de lunes a viernes y de 9:30 a 20:30 los fines de semana- gracias, afirma el Patronato, a "un esfuerzo excepcional" y "pese a la difícil coyuntura actual motivada por la pandemia que ha llevado a la reducción de los días de apertura del Alcázar".