Uno de cada dos menores de edad ha ido a las salas de juego

La 8 Segovia
-

La Federación Regional de Jugadores de Azar Rehabilitados advierte la edad en la que los jóvenes se inician en el juego ha bajado, aunque la media está en 19 años, casi la mitad de los menores de 18 reconocen haber jugado alguna vez.

El Ayuntamiento de Segovia y la Federación castellanoleonesa de jugadores de azar rehabilitados, FECYLJAR (de la que forma parte la asociación AJUPAREVA), llevaron a cabo una jornada informativa a comienzos de este mes durante la cual se impartieron varios talleres de prevención de la ludopatía. La asociación ha podido sacar varias conclusiones sobre la influencia del juego en la población joven y las principales preocupaciones de los trabajadores sociales y el público segoviano que participó en esta jornada. La mitada de los jóvenes menores de edad encuestados afirma haber acudido a una sala de juego, y la edad media para iniciarse en el juego ha bajado a los 19 años.

Entre las actividades realizadas, se impartieron dos charlas a más de 120 alumnos del IES Andrés Laguna (1º y 2º Bachillerato), una charla a 30 alumnos de más de 15 años del Centro de Formación Profesional Felipe VI, una charla a 16 trabajadoras sociales y equipos de segundo nivel (de familia, de inclusión y de dependencia) y a psicólogas y trabajadoras sociales de Cáritas, Cruz Roja y Fundación ANAR. Además, tuvo lugar otra dirigida al público en general, en concreto en la sede de ARSEG.
Uno de cada dos menores de edad acude a las salas de juegoUno de cada dos menores de edad acude a las salas de juego
La asociación FECYLJAR ha podido detectar varios casos de jóvenes segovianos que han entrado en salas de apuestas, aunque ninguno reconoce abiertamente haber jugado. Además, se percibió en ellos un gran conocimiento sobre los diferentes tipos de juegos y apuestas. Los profesionales del tercer sector (médicos, psicólogos, enfermeros…) manifestaron interés por la forma de abordar esta adicción e hicieron hincapié en el tratamiento. Además, durante las charlas mostraron su preocupación especialmente por el mal uso del teléfono móvil desde edades muy tempranas, con el riesgo que ello conlleva de generar una adicción a la ludopatía en la adultez.