La Junta promete una oferta en 10 días para las 35 horas

SPC
-

Las reunión entre las dos partes logra desbloquear las negociaciones para la reducción de jornada, aunque la convocatoria de huelga general se mantiene, y elEjecutivo reconoce que «la pelota está en nuestro tejado»

AlfonsoFernández Mañueco (d) preside la reunión entre la Junta y los sindicatos para abordar la aplicación de las 35 horas en la Comunidad. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

La reunión mantenida ayer entre el presidente de la Junta,AlfonsoFernández Mañueco, y los responsables sindicales no sirvió para sellar la aplicación de las 35 horas, pero si para que ambas partes redujeran la tensión existente y que elEjecutivo regional se comprometiera a presentar en 10 días un documento con su propuesta sobre «cómo» y «cúando» aplicar la nueva jornada laboral a los funcionarios autonómicos. Tres días después de que el líder delGobierno regional anunciara que asumía personalmente la negociación de las 35 horas, parece que ambas partes encauzaron el diálogo y lograron desbloquear unas conversaciones truncadas a finales de septiembre. Eso sí, CCOO,UGT y CSIFdecidieron no desconvocar las movilizaciones y la huelga general de 6 de noviembre hasta que exista un acuerdo firme sobre la aplicación de la nueva jornada.
Así, la Junta se comprometió a presentar en diez días una propuesta para hacer efectivo el acuerdo suscrito el 21 de mayo y para aplicar la jornada laboral de 35 horas semanales para los empleados públicos el próximo año, donde se determinará «cómo» y «cuándo» se puede reducir el horario de trabajo. Tras la reunión, que se prolongó por más de dos horas y media, el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, avanzó que las partes seguirán trabajando y volverán a reunirse el lunes 21 de octubre para analizar la propuesta por escrito que hará el Ejecutivo. 
La Junta, según Ibáñez, mantiene que la jornada de 35 horas debe aplicarse con criterios de equidad, es decir, para todos los empleados públicos; manteniendo la garantía en la prestación y la calidad, así como en condiciones de estabilidad, para que sea posible su continuidad en el tiempo. Ahora, reconoció, la Junta tiene la «pelota en su tejado», pues le corresponde presentar una propuesta a los sindicatos. De momento las organizaciones sindicales exigen respetar el acuerdo suscrito en mayo que contempla el 1 de enero de 2020 como fecha para la aplicación de la reducción horaria, tras no lograr prolongar el horario de verano este 1 de octubre. El propio presidente autonómico, en una entrevista radiofónica ayer, insistió en que «lo importante» es que se llegue a un acuerdo para aplicar los compromisos de mayo, pero comentó que «hay incógnitas que hay que ir despejando», desde la base de que están «de acuerdo» en las 35 horas.
El titular de la Presidencia explicó que la reunión había sido «muy productiva» pues habían logrado resolver un «malentendido» y desbloquear las negociaciones, de forma que Junta y sindicatos acordaron seguir trabajando y reuniéndose, informa Ical.
Sindicatos

Por su parte, el responsable de servicios públicos de UGT, Tomás Pérez, reconoció la «buena voluntad» de la Junta, tras verse con Alfonso Fernández Mañueco, y señaló que esperan que los contactos permitan que las 35 horas sean una realidad «este curso escolar» y en 2020. Indicó que la Junta les había pedido «tiempo» para poder presentar un nuevo planteamiento, debido al «retraso» acumulado por el cambio de gobierno.
También, el presidente de CSIF en Castilla y León, Carlos Hernando, valoró el gesto de Fernández Mañueco por recibirles, si bien señaló que esperan recibir una propuesta concreta sobre la llegada de las 35 horas a la Comunidad. No obstante, apuntó que entienden las dificultades de la Junta en estos momentos y aceptan seguir trabajando en los próximos días. «Tranquilidad y sosiego», dijo hasta ver cómo terminan estos contactos.
Por último, la coordinadora de servicios públicos de CCOO, Ana Rosa Arribas, admitió que las expectativas puestas en esta reunión eran «más amplias», si bien destacó que había detectado «voluntad» en el Ejecutivo de cumplir con el compromiso de reducir la jornada. 
Comunicado

Sin embargo, a pesar de las buenas sensaciones de lso portavoces sindicales, horas más tarde un comunicado en un tono más duro firmado por CCOO,UGT y CSIF  lamentaba que  en el encuentro «no ha habido avances significativos» y acusaba a la Junta de «isistir en los argumentos ya conocidos». «El actual incumplimiento ha minado completamente la confianza», aseguran  los tres sindicatos, que insisten en que la primera «demostración de responsabilidad» le corresponde a elGobierno «cumpliendo un acuerdo firmado».