¿Vienen cinco años de crisis económica?

Patricia Martín (Ical)
-

El segoviano Ángel Escribano, director y fundador de la Escuela de Vendedores de Alto Rendimiento (Evar), prevé "dos años muy difíciles, luego tres de meseta y dos de renacimiento"

Ángel Escribano, director y fundador de la Escuela de Vendedores de Alto Rendimiento (Evar). - Foto: Ical

El director y fundador de la Escuela de Vendedores de Alto Rendimiento (Evar), el segoviano Ángel Escribano, aventura que 2021 va a ser “tremendo” para la economía nacional y autonómica. "Vamos a caer éste y el que viene. La curva de caída se ralentizará, se va a suavizar en los tres siguientes”.

Escribano, a través de la web de Evar, lanza su ‘Diario de posguerra’ para “ayudar a la gente a través de mis experiencias personales”. En su opinión, el proceso de desescalada va a ser “para desgracia, duro y lento” porque el país es "turisdependiente y autodependiente, que suman el 25 por ciento, dato que sube hasta diez puntos más en la economía de Castilla y León, donde el turismo supone el  diez por ciento y la automoción del 25 por ciento. “Soy realista, nos vienen dos años muy difíciles, luego tres de meseta y dos de renacimiento”, asegura.

Castilla y León pose una gran riqueza patrimonial, siendo un gran atractivo para el turismo de interior que exige un mayor mantenimiento que una playa. La llegada de visitantes a la Comunidad tiene una gran relevancia en muchos aspectos como el gastronómico y de fin de semana, que se va a resentir de una manera más acusada en Segovia y Ávila. “El miedo a salir nos afecta a todos”, resume.

En otras provincias como es el caso de Valladolid, Palencia, Burgos y Ávila, con la factoría de Nissan, la afectación será por la parte de la automoción que es, resalta Escribano, “un pulmón tremendo” con las factorías de Renault y de otras las empresas auxiliares que les prestan sus servicios. Castilla y León es la comunidad con “el número más alto de factorías de automoción por población a nivel europeo”.

En su análisis, Ángel Escribano remarca que Castilla y León también es una comunidad vitivinícola, con peso importante del sector primario, que depende de las exportaciones. “La crisis va a afectar con fuerza a la restauración y las exportaciones en los próximos dos años”, señala el director de Evar, después vendrán “otros tres para asentar el pie y otros dos de arranque”. "Vamos a caer este año y el que viene”.

1 de septiembre de 2020. Este segoviano con una dilatada carrera profesional en distintos sectores, incluido los medios de comunicación, cuelga en la página evar.es sus reflexiones bajo el título ‘Diario de postguerra’, con el que busca ayudar a la gente a través de sus experiencias personales. “No quiero dar consejos, eso es algo que intento cuando escribo, solo trasladar ‘un lío en que me metí y cómo salí’. Esa es la idea básica, pero como soy observador patológico, cualquier cosa me sirve para hacer una metáfora que sirva a otros”, explica.

Anteriormente también colgó entradas, dentro del apartado consejos para vendedores. Del que se siente más orgulloso, por estar escrito antes del inicio del confinamiento, dos días antes de la entrada en vigor del estado de alarma, que lleva por título ‘1 de septiembre’. “Ha sido un verano distinto, demasiados fallecidos, las familias han pasado por una auténtica prueba de fuego, mucho tiempo de ocio fuera de casa ha llevado a muchos al límite, los ingresos de la mayoría de las empresas y personas se han visto resentidos por los efectos”.

Ángel Escribano se puso, un 12 de marzo, a visualizar a España del 1 de septiembre de 2020, donde ya utiliza palabras como ruina o recesión. “Hoy empecemos de nuevo a gatear, poco a poco, con más vocación que profesión y con la esperanza de que los más pequeños hayan aprendido una lección que salvará a las siguientes generaciones”, escribió, para concluir con la frase: “tal vez, nos haya servido a todos para ver lo débiles e insignificantes que somos todos ante una tormenta de las de verdad”.

Problemas no, oportunidades. Escribano fundó hace 15 años la Escuela de Vendedores de Alto Rendimiento con la idea de compatibilizarlo con su trabajo en medios de comunicación con “hacer algún Bolo o alguna consultoría muy concretas”, subraya, porque el marketing, la comunicación y por, supuesto, las ventas son temas que le apasionan desde siempre. Donde los demás ven problemas, yo solo veo oportunidades, y eso me pasa desde pequeñito”, concluyó.

A través de Evar, Escribano trabaja con empresas tan dispares como Eulen o Google España hasta una persona que hace cortinas en Huesca porque, en su opinión, todo el mundo, en un momento de su ciclo de vida empresarial, quiere reactivar su negocio o a su fuerza de ventas, bajo la máxima de que los errores, los comenten los grandes empresarios y también pequeños empresarios.

El consultor segoviano detalla que Evar ofrece asesoramiento en comunicación, marketing y ventas, “ llegando a acompañar a los vendedores si es preciso”. Además, previamente hace un estudio gratuito a través de una primera conversación con el empresario o empresaria, al que envía un informe de mejora con siete tips o claves que él cambiaría. “Esto lo hago sin coste, y si le convence, comenzamos a trabajar online o presencialmente”.

La crisis del Covid-19 también le ha llegado a asumir sus propios retos. “Me ha empujado de forma radical a la digitalización. Me costó en un primer momento, lo tengo que admitir. Soy más del persona a persona, pero viendo los resultados que estoy obteniendo con algunos de mis clientes creo que se abre un nuevo mundo empresarial y de oportunidades a los que estábamos cabezones, los que no somos nativos de internet”. En los próximos meses seguirá ayudando a la gente, resaltando que “ya no pienso en negocios, solo en divertirme creando y ayudando a otros”.