Castilla y León pierde casi 35.000 empresarios en una década

ICAL
-

La brecha de género patronal apenas se redujo y las mujeres empresarias pasaron de representar en 2007 el 30,2% al 33,3% en 2017, según la Agencia Tributaria

Castilla y León vio desaparecer entre 2007 y 2017 un total de 34.979 empresarios, aunque en esa década llegaron 700 más desde el extranjero para iniciar sus negocios en la Comunidad; casi un 40 por ciento del colectivo tiene más de 55 años y en esa década apenas se redujo la brecha patronal de género, según los datos de demografía empresarial de la Estadística de Rendimientos de actividades económicas de la Agencia Tributaria.

Este estudio, consultado por Ical, revela que en 2017, había en Castilla y León un total de 191.386 empresarios, frente a los 226.365 del año 2007, es decir, se perdieron en esos diez años casi 35.000. Del total de empresarios, 186.778 eran de nacionalidad española en 2017, con un descenso en 35.679 respecto al ejercicio 2007, siempre según la Agencia Tributaria. Asimismo, operaban en Castilla y León 4.608 empresarios de nacionalidad extranjera, lo que supone 700 más que una década antes. En términos porcentuales, los empresarios españoles cayeron un 16 por ciento, mientras que los extranjeros aumentaron un 17,9 por ciento.

Por sexos, el análisis estadístico indica que en el año 2017 había en Castilla y León 127.808 empresarios y 63.578 empresarias, con una merma los primeros en 30.368 individuos; y las segundas, en 4.611. En cifras relativas, los hombres empresarios disminuyeron un 19,2 por ciento; mientras que las mujeres se redujeron un 7,2 por ciento.

Estos datos constatan que la brecha patronal de género apenas se redujo durante los años de estudio, y el peso del colectivo femenino paso del 30,2 por ciento de 2007 al 33,3 por ciento de 2017; mientras que el de los varones, se redujo desde el 69,8 por ciento al 66,7 por ciento.

Por nacionalidades, los hombres nacionales pasaron de 155.431 a 124.963, es decir, perdieron 30.468 efectivos, un 19,6 por ciento; mientras que las mujeres disminuyeron desde las 67.026 a las 61.815, con una pérdida de 5.211, un 7,7 por ciento de bajada.

En el caso de los extranjeros, los empresarios varones sumaron 100 individuos, hasta los 2.845 en 2017, con un avance porcentual del 3,6 por ciento; mientras que las mujeres se dispararon, con 600 más, hasta las 1.763, un 51,6 por ciento de crecimiento.

Grupos de edad

El colectivo empresarial de Castilla y León, según la Agencia Tributaria, no sólo pierde un gran número de efectivos, sino que también está extremadamente envejecido, ya que 76.188 empresarios registrados en 2017, contaban con más de 55 años, lo que supone el 39,8 por ciento del total. Asimismo, el otro gran grupo por edad era el de empresarios con entre 46 y 55 años, lo que representa el 27,8 por ciento.

Los jóvenes apenas se decantan por abrir sus propios negocios, y los menores de 26 años que se arriesgan a ser empresarios sumaban en 2017, los 3.102 individuos. Asimismo, el documento recogido por Ical, indica que el grupo de empresarios con edades comprendidas entre los 26 y los 35 años, ascendió en el año de análisis a 19.209; mientras que en el caso de los patronos con entre 36 y 45 años, la cifra se elevó hasta los 39.585.

Espíritu empresarial

Fuentes de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), asumieron que “no es una buena noticia el hecho de que tengan que cerrar empresas”, aunque recordaron que fue precisamente en el año de arranque de la década de estudio, el ejercicio previo a la grave crisis económica.

La patronal demandó, en este sentido, que se fomente el espíritu empresarial, con la eliminación de las barreras al aumento del tamaño de las pymes; el fomento de la cultura y la vocación empresarial, y el impulso de la digitalización y la innovación dentro de las empresas. Igualmente, apostó por la formación y por bajar la presión fiscal empresarial, flexibilizar el mercado laboral y reducir de forma notable número de trámites administrativos.

Brecha y origen

En cuanto a la importante brecha de género que se mantiene en el mundo empresarial, reseñaron que “dada la cultura arraigada de la sociedad y la aún antigüedad de numerosas compañías, hay más empresas creadas por hombres que por mujeres”. No obstante, consideraron como “significativo” el aumento en tres puntos de las actividades dirigidas por mujeres.

Por lo que se refiere a la llegada de empresarios foráneo, desde la patronal defendieron que la inversión exterior llega a la Comunidad, porque “tenemos un potencial enorme, gracias a los recursos endógenos, a una industria muy avanzada tecnológicamente y competitiva, y a unas infraestructuras viarias, ferroviarias y logísticas adecuadas, aunque faltan ejes por desarrollar”.

Sin embargo, denunció que la inestabilidad política que vive el país ha hecho que se produzca un retroceso en las inversiones extranjeras en el último año. A ello se une, lamentaron, que “la fiscalidad que tiene Castilla y León, que es una rémora para los agentes internacionales”.

Por lo que respecta a la elevada edad media de los empresarios, desde Cecale comentaron que “más que rejuvenecer el sector, lo que se necesita en estos momentos es preparar a las personas para adaptarse y afrontar los retos y desafíos de la nueva sociedad y del mundo del trabajo”.

 

 

 



Las más vistas