Pioneras del balón

D. M. Arranz
-

Cinco equipos comenzarán el próximo fin de semana la Liga Provincial de fútbol femenina, una competición novedosa y única en la región.

CD Espinar Arlequín, principal impulsor de esta liga. - Foto: DS

El Espinar Arlequín comunicó hace unos meses a la delegación provincial de fútbol su intención de impulsar una liga femenina para la temporada 2019-20. Durante el verano varios clubes estudiaron la viabilidad de este proyecto, que no tiene precedentes en el fútbol castellanoleonés, y que tras mucho trabajo verá la luz el próximo fin de semana.
La pasada temporada el CD Quintanar y el CD Monteresma marcaron el camino a estos clubes poniendo en competición un equipo cada uno en la Liga Regional ‘Doble G’, disputando encuentros por la comunidad. 
El balón echará a rodar el próximo fin de semana con cinco equipos en esta liga provincial que se jugará a cuatro vueltas. Serán 20 jornadas entre el 9 de noviembre y el 10 de mayo, fecha en la que se coronará al primer campeón provincial.
Sporting Riazano.Sporting Riazano. - Foto: DSEl delegado de fútbol, José Soriano, se congratula de  que estos cinco clubes hayan decidido dar el paso adelante: «Es un éxito, se ha peleado mucho para que los clubes sacaran equipo, y hay que agradecer a estos cinco valientes su apuesta». Para que sea una realidad han tenido que realizar alguna modificación administrativa como permitir que puedan inscribirse jugadoras menores de 13 años, requisito autorizado por la federación regional que además apoyará económicamente esta competición al abonar 0.70 euros por kilómetro a cada club para que pueda costear parte de los desplazamientos. 
El deseo de la Federación es que haya una empresa segoviana que dé su nombre a la competición, y en estos momentos «se está negociando con dos o tres», que ayudarían a sufragar parte del coste de la competición, en materia de licencias, gasto de material, desplazamientos, o arbitrajes.
El modelo de Andalucía, pionera en competiciones de fútbol femenino, podría exportarse a Castilla y León donde esta liga provincial será la primera. Sporting Riazano, Monteresma B, Espinar Arlequín y Cantalejo arrancarán la competición el próximo fin de semana,  mientras que IE University deberá descansar al ser impares.
Monteresma.Monteresma. - Foto: DSEQUIPOS. El Espinar Arlequín, promotor de la idea, celebrará en 2020 las cuatro décadas de club con este nuevo equipo en el que llevan trabajando mucho tiempo. “No sabíamos si iba a haber competición, y la temporada pasada ya empezamos a preguntar para que se crease la liga”, indica Javier Martín, coordinador del club. Cuentan con jugadoras principalmente de 13 a 15 años, todas de El Espinar y sus núcleos, y alguna más veterana que el año pasado jugó en el Quintanar en Regional. 
En el municipio se ha recibido la noticia con mucha satisfacción y esperan que los comercios colaboren «a pequeña escala» para costear los gastos del autobús, necesario al contar con muchas futbolistas menores de edad. A la espera de iniciar la competición se ejercitan dos días por semana, con la única aspiración de que «la liga se haga más fuerte y haya más equipos», señala Martín que no ve otro objetivo que la formación.
Este mismo argumento lo comparten otros clubes como el Sporting Riazano, cuyo presidente José Ignacio Fernández Gaitero se muestra «muy ilusionado ante esta nueva experiencia». En la localidad había chicas que jugaban al fútbol sala y ahora podrán dar el salto al fútbol 11 con esta competición. 
IE University.IE University. - Foto: DSRiaza cuenta con jugadoras desde los 14 a los 35 años y se ejercitan dos días por semana, además ya han disputado otros torneos en verano que les han servido para ir cogiendo forma de cara a la temporada. «Hay un boom, estamos convencidos de que va a subir mucha más gente a ver este equipo que al resto que tenemos», destaca Fernández Gaitero.
El Cantalejo fue otro de los equipos que recogió la llamada de El Espinar y no dudó en sumarse al proyecto: «Estamos viendo como está creciendo el fútbol femenino y la verdad que ha fraguado la idea», señala su presidente Jesús María Sánchez. En verano hicieron una convocatoria y la sorpresa fue grata porque fueron muchas chicas a los entrenamientos. «Tiene un gran tirón y va a gustar a la gente de aquí», indica Sánchez que espera que esto solo sea el inicio y se pueda «dar impulso, no es ganar o perder, es dar a conocer el fútbol femenino porque somos pioneros».
Para IE University y Monteresma La Atalaya el fútbol femenino no es algo nuevo. El conjunto universitario lleva varios años formando una plantilla de chicas que llegan a Segovia a estudiar y que compiten contra otros conjuntos como la IE en e l campus de Madrid. Su entrenador, Juanjo Velasco, destaca la importancia de que puedan competir en una liga, aunque reconoce que la dificultad puede residir «en el compromiso de las chicas». 
CD Cantalejo.CD Cantalejo. - Foto: DSIE Cuenta con jugadoras de muchas nacionalidades, desde El Salvador Guatemala, Ecuador, Líbano, Italia, Portugal, Alemania, Belgica, Suiza, y también España. Al inicio de curso reunieron a casi 40 estudiantes, y ahora cuentan con la mitad. Para el entrenador la complicación está en encontrar alguien que «ocupe la portería», pero destaca el buen bloque formado, que asegura «tiene un nivel más que aceptable». 
Por su parte el CD Monteresma la Atalaya ya puso en competición el pasado curso al primer equipo en la liga regional ‘Doble G’. El tener la suerte de contar con muchas chicas ha animado al club a crear un segundo equipo: «Es el cuarto año que tenemos equipos femeninos de fútbol y hemos notado una gran afluencia de chicas para participar y nos hemos visto obligados a hacer otro equipo», señala Jesús Sanz, secretario del club morado.
Desde el club de Palazuelos de Eresma aseguran que el único  objetivo será «formativo», para que niñas de 12 y 13 años, y algunas más mayores que no han jugado al fútbol, puedan ahora hacerlo.Este equipo ayudará a que puedan promocionar al de Regional, y asentarlo en Segunda y porque no ascender a la Primera categoría.
Son solo cinco equipos, pero es el germen de una novedosa competición.