IE University comprará el antiguo geriátrico de Aser

D. A.
-

Planea abrir una residencia de estudiantes con una capacidad similar a la que ya gestiona dentro del campus y que podría sacar a medio plazo para seguir ganando actividad académica

Entrada a la antigua residencia geriátrica de Aser, cerrada desde hace casi ocho años.

IE University ultima la compra del edificio de la antigua residencia geriátrica de Aser para reabrirlo como residencia de estudiantes. Situado en el número 11 de la calle Doctor Velasco, en pleno casco histórico y a 500 metros del campus, lleva camino de cumplir ocho años sin uso (desde marzo de 2011) como consecuencia de la crisis del citado grupo de servicios sociales, que en esa época cerró numerosos centros como éste en toda España. Y el de Segovia terminó por ello en manos de la Sociedad de Tenencia de Inmuebles de Cajaviva, que ya está gestionando los trámites previos a la firma del traspaso para asegurar los permisos de uso de cara a la nueva actividad.
Con esta operación, IE avanzaría además de forma indirecta en su idea de sacar la residencia que mantiene dentro de su campus, denominada Reyes Católicos, y aprovechar ese espacio para dedicarlo a su creciente actividad académica, si bien no hay nada cerrado en ese sentido y todavía prevé seguir con ella allí al menos hasta 2020. Pero en los últimos años no ha dejado de ganar alumnos (de 646 en 2011 a más de 1.400 actualmente) y en los próximos aspira a continuar en esa línea, con un crecimiento constante pero sostenido y apoyado en nuevas titulaciones. Planes que, junto a las obras de construcción de dos pistas polideportivas en el campus, ya en marcha con un presupuesto que supera los 400.000 euros, confirman la apuesta del Instituto de Empresa por potenciar su proyecto y por tanto su futuro en Segovia, donde piensa mantener tanto el rectorado como los servicios centrales, con independencia de su potente expansión por Madrid por el futuro estreno (2020) de un campus vertical de 180 metros de altura en el paseo de la Castellana. Un rascacielos que se sumará al skyline de la capital como ‘la quinta torre’, pero sin restar protagonismo a la expansión horizontal de su presencia en la ciudad del Acueducto.


MÁS DE SEIS MESES DE TANTEO. El traspaso del inmueble de la antigua residencia geriátrica de Aser empezó a gestarse hace más de medio año. De hecho, El Día ya publicaba en su edición del 9 y 10 de junio que una iniciativa privada estaba tanteando la opción de reabrir este inmueble para alojar estudiantes de IE. Hace apenas un mes, el pasado 26 de octubre, el Ayuntamiento de Segovia publicaba en el Boletín Oficial de la Provincia el anuncio por el que se procedía al trámite de exposición pública de la solicitud de licencia ambiental de residencia de estudiantes cursada por Cajaviva, trascendiendo de esta forma la identidad del titular del inmueble. Y ahora son fuentes oficiales de IE las que, preguntadas por este periódico, confirman que es esta misma institución la que está detrás de la compra.
«El proceso no está cerrado, pero sí que es verdad que estamos intentando contar con esta residencia y asumir nosotros la gestión», reconoce el vicerrector de Ordenación de IE, Antonio de Castro. ¿Y podría estar operativa ya para el próximo curso, en torno a septiembre de 2019? «Si se cierra toda la operación intentaríamos que así fuera», aunque, tal y como matiza, las obras de reacondicionamiento del edificio llevarán un tiempo difícil de cuantificar a estas alturas; sobre todo, por las exigencias administrativas que requiere la obtención de licencias para cualquier intervención urbanística en el casco histórico.
De ahí también que no haya intención de sacar del campus la Reyes Católicos a corto plazo. Por un lado, para garantizar que al menos una de las dos residencias con gestión directa de IEesté prestando servicio; y por otro, para dar margen a la consolidación de la nueva. «No queremos llegar a septiembre de 2019 sin poder ofertar ninguna plaza, así que por un mínimo de precaución, y pensando también en que la nueva tenga un rodaje, yo calculo que al menos los dos próximos años se mantendrán las dos», explica De Castro. «Y luego ya sería el momento de plantearse otras cuestiones».
La residencia Reyes Católicos tiene 43 habitaciones, un tamaño intermedio similar al que se prevé que tenga la nueva, y un dato que al mismo tiempo da idea de las posibilidades que se le abrirían a IE si liberase ese espacio dentro del campus para nuevos usos educativos, mientras aspira a que la futura residencia sirva como «referencia» para la iniciativa privada que sostiene el resto de la oferta de alojamientos de este tipo para estudiantes de la institución.
Entretanto, IE tiene aún margen para seguir ganando actividad académica en el campus segoviano sin comprometer su modelo educativo, aunque ya no vaya sobrado. «No hemos llegado al límite, pero ya empezamos a forzar», admite el vicerrector de Ordenación. «Hasta hace tres años la gente de planificación estaba encantada porque en Segovia estaba todo muy fácil, pero ahora ya… Más que nada se debe también a nuestro propio modelo de Universidad, ya que no se limita a las clases de cada Grado, sino que hay que reservar franjas comunes para las actividades transversales», como seminarios o labs.
No obstante, los alumnos también utilizan el Edificio Cultural de la Casa de la Moneda como centro de creatividad, cedido sin coste por el Ayuntamiento en 2016, pero abierto a jóvenes ajenos a IE. Y es que tener como campus el convento de Santa Cruz la Real da valor añadido a la institución, la dignifica, pero limita su capacidad de expansión por el lógico nivel de protección del histórico complejo (siglo XII) que ‘heredó’ al adquirir en 2007 el 80% de la antigua SEK, a la que se lo cedió la Diputación en 1997 por un periodo inicial de 75 años. Ahí nació IE (el cambio de denominación se produjo en 2008), aunque ahora luzca también por su flamante campus de Madrid; y ahí cuenta con permanecer, aunque no pueda levantar nuevas edificaciones para asegurar la conservación de este entorno.