Los grupos de acción local crean 1.846 empleos con Leader

SPC
-

Castilla y León se encuentra a la cabeza nacional en niveles de ejecución de este programa con el 50% de la financiación

Ruta turística promovida por el ADRI Ribera del Duero Burgalesa. - Foto: Diario de Burgos

Los grupos de acción local (GAL) de Castilla y León se encuentran a la cabeza nacional en niveles de ejecución del programa Leader, con el 50 por ciento de la financiación, a falta aún de tres años para su conclusión. Hasta el momento se han comprometido hasta abril 115 millones de euros en proyectos, es decir, el 88 por ciento de los 130 millones de fondos públicos del periodo marco de la Unión Europea, con un nivel de ejecución de la mitad. La fecha tope de solicitud de ayuda es el 31 de diciembre de 2021, pero el plazo para acabarlos y el pago es el 30 septiembre de 2023. De este modo, hasta ahora, han nacido casi 2.000 pequeños proyectos (agroalimentación, turismo, artesanía, etc.. ), que por ley deben llevar a cabo pymes, autónomos y empresas del territorio. Otro dato positivo es que de cada euro público invertido por medio del Leader genera tres de inversión privada.
Con estos datos ya se han creado 1.846 puestos de trabajo, gran parte autoempleo, en su mayoría de jóvenes y mujeres, y se han logrado mantener por medio de estas inversiones 5.828 empleos consolidados. Todos estos datos hacen ver que la aplicación del programa Leader en Castilla y León «no solo se muestra como una herramienta eficaz para generar actividad económica», sino que también, y desde su puesta en marcha en 1992, «es una herramienta fundamental para la lucha contra el despoblamiento», tal y como explica a Ical el gerente de la Federación para la Promoción Rural Integral de Castilla y León (Princal), Víctor Jolín.
Estos datos sitúan a Castilla y León, junto con Cantabria, La Rioja y Aragón (en porcentajes similares), a la cabeza en la ejecución de los programas Leader a escala nacional, y como «referencia en la buena aplicación de estos proyectos» que apoyan pequeños proyectos en el medio rural, generadores de empleo, y por ende, «capaces de fijar y atraer población».
Jolín sostiene que al ritmo que va el programa, «lo lógico es que haya más proyectos que dinero». «El fin es que no se quede ningún proyecto Leader sin financiación. Posiblemente se solicite más dinero a la Junta para que implemente y se cubran esas necesidades», desliza.
A juicio de Princal, el papel de los grupos de acción local en la crisis de la covid-19 es fundamental, pues «acometen en los territorios acciones de dinamización y formación», que es el protagonismo que «deben asumir de nuevo», como «generadores de ilusión, esperanza y actividad económica». «Tienen que reimpulsarse porque la situación se va a complicar. Son entes en los que la población rural confía», subraya.
Jolín hizo hincapié en los proyectos no productivos. Son aquellos que directamente no generan empleo pero «son dinamizadores en los territorios». Están relacionados con «el tema asistencial, que por su naturaleza no generan empleo, pero son importantes porque generan dinamismo económico en el territorio».