"Te asustas porque cada día te pasa una cosa"

Nacho Sáez
-

Dani Calleja, jugador de la Gimnástica Segoviana, cuenta cómo ha superado el coronavirus.

Dani Calleja, durante un partido de esta temporada. - Foto: Juan Martín Gimnástica Segoviana

El entrenador de la Segoviana, Manu González, asegura que no ha preguntado a sus futbolistas si han pasado el coronavirus y solo tiene constancia de dos que se hayan realizado la prueba. Uno es Álex Conde, que se sometió al test para poder operarse de los problemas que arrastraba en uno de sus meniscos. Dio negativo, al contrario que Dani Calleja, que accede a relatar para El Día de Segovia la experiencia que ha vivido en sus propias carnes con la Covid-19.

Comenzó a tener síntomas el 7 de abril –principalmente tos– y empeoró hasta tener cuarenta grados de fiebre, aunque su enfermedad ha sido más bien leve. «Estuve ocho días fastidiado, con casi cuarenta de fiebre y tos. Apetito sí que tenía, olfato también y nada más. Tampoco me encontraba muy, muy mal. Ni siquiera he estado cansado. Como tengo sinusitis crónica, tenía algún problema para respirar pero no mucha dificultad», explica, ya recuperado. Se aisló en la habitación de la casa de un amigo, de donde solo salió durante dos semanas para ir al baño, y mató el tiempo viendo series de televisión. Sin embargo, reconoce que sintió miedo. «Te asustas porque cada día te pasa una cosa. Llamaba todo los días al centro de salud y me iban recetando cosas. Más que mal realmente, he estado preocupado».

Su receta para superar la situación de la mejor forma posible fue ser optimista sobre todo. «Estuve quince días encerrado en la habitación. Al final es lo que peor se lleva, si no estás grave. Hay que mirarlo de forma positiva porque si no, te hundes. Si no es por el coronavirus, por depresión», destaca, al tiempo que reconoce su ansia de tocar un balón y de oler a hierba un poco».

Pasada la cuarentena, ha retomado la actividad física, aunque la convalecencia le ha pasado factura. «He empezado un poco a correr y el primer día que salí, acabé hecho polvo. No sé si me llegué a hacer dos kilómetros y mal. Ahora poco a poco voy cogiendo la forma. No es lo mismo que estar entrenando, pero por lo menos para estar preparado para cuando empecemos a hacer algo más», apunta el volante vallisoletano, que como el resto de sus compañeros tiene dudas acerca de si realmente se va a disputar el ‘play off’: «Yo lo veía inviable. Son muchos gastos, tienes que hacer no sé cuántos test, tienes que desinfectar los vestuarios, alargar los contratos a los jugadores… Hay equipos que no se lo van a poder permitir. Pero ahora lo veo más cerca quizás». De momento se tiene que conformar con las reuniones ‘online’ que tienen con el segundo entrenador.