"Algunos compañeros no querrán librar, habrá que regularlo"

Nacho Sáez
-

Roberto Sancho, taxista, reflexiona sobre el presente y futuro de su actividad, dentro de la serie de 20 entrevistas realizadas por El Día a otros tantos profesionales segovianos.

"Algunos compañeros no querrán librar, habrá que regularlo"

Poder estar trabajando durante este estado de alarma no es sinónimo de tener ingresos. O no al menos los suficientes para pagar los gastos. Es el caso del sector del taxi en Segovia, que ha pasado de esperas medias de treinta minutos en las paradas entre un servicio y otro los días laborables, a tiempos de inactividad de hasta tres horas. «Y eso que estamos trabajando menos de la mitad de la plantilla», apunta Roberto Sancho, quien pese a su juventud (tiene 32 años) ya lleva más de una década al volante. Por las tardes y los fines de semana el problema se recrudece porque la movilidad desciende aún más. No obstante, lo tienen asumido. Les preocupa más que no creen que la facturación vaya a subir a pesar de que se levante el confinamiento. «No va a haber turismo, no van a estar los estudiantes de la IE, no se van a celebrar despedidas de soltero y bodas, se van a suspender todas las fiestas de los pueblos.. No cuento con nada hasta septiembre», remarca este taxista, que además ya está viendo cómo algunos compañeros rechazan librar: «Eso va a hacer que nos juntemos más coches y que trabajemos menos. Habrá que regularlo».