CCOO traza un plan de Atención Primaria con 100 medidas

SPC
-

El sindicato advierte de que cualquier proyecto piloto, como el de Aliste (Zamora), tiene que ser "legal" y denuncia que no ha sido consensuado con los profesionales

La secretaria general de la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras en Castilla y León, Ana Rosa Arribas, presenta un informe sobre la situación de la Atención Primaria en la Comunidad. - Foto: Ical

Comisiones Obreras propone a la Consejería de Sanidad un plan con 100 medidas para lograr una Atención Primaria de "calidad", lo que para el sindicato exige una mayor financiación, que salde la "deuda sanitaria permanente", así como otras que acaben con la "fuga" de profesionales, mejoren la coordinación y garanticen una asistencia en las mismas condiciones a todos los ciudadanos.

La secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO en Castilla y León, Ana Rosa Arribas, presentó hoy un informe que plantea un centenar de medidas, agrupadas en 13 bloques, junto al secretario de Institucional de esta rama, Salvador Escrivá, y el adjunto a la Secretaría General, Luis Francisco Álvarez.

"Todo cuesta dinero", afirmó Ana Rosa Arribas, para defender que el Sistema Nacional de Salud debe recibir el 7,2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), lo que casi coincide con el porcentaje que propone el borrador del pacto por la sanidad pública de Castilla y León, que plantea fijar ese umbral en el siete por ciento. Además, la dirigente de CCOO defendió que la Atención Primaria reciba el 25 por ciento del total dedicado a este servicio público.

La representante de CCOO denunció que el pacto por la sanidad, que impulsa PP, Ciudadanos, Vox y Por Ávila, no ha sido presentado a su organización y lamentó que no hayan tenido en cuenta las propuestas del sindicato. Además, advirtió de que no se puede mejorar el modelo sanitario si se reducen los ingresos de la Comunidad con rebajas en los impuestos. También pidió unos presupuestos “reales” que contemplen el gasto que supone el servicio de salud, lo que genera un desfase, ya reconocido, de unos 800 millones de euros.

De la misma forma, Ana Rosa Arribas reconoció que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, es “cercana” y agradece las aportaciones, si bien criticó que no aborde en las mesas de negociación las reformas o medidas que proyecta. Así, criticó que lleven pocos asuntos, y la mayoría, de manera informativa, y señaló que la directora general de Profesionales, Mercedes Pérez de Miguel, es un “peligro” y un “riesgo”.

Igualmente, Ana Rosa Arribas advirtió de que cualquier proyecto piloto, como el referido a la reorganización de la Atención Primaria en la comarca de Aliste (Zamora), tiene que ser "legal", ya que avisó a la Junta de que exige unos cambios normativos que deben ser negociados y aprobados. Como ejemplo puso las unidades de gestión clínica, que recordó fueron tumbadas en dos ocasiones por la justicia por no ajustarse a derecho.

Asimismo, Arribas denunció que el plan previsto para Aliste no ha sido consensuado con los profesionales que trabajan en la zona, a pesar de lo afirmado por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y recordó que entre cinco y seis médicos se encargan de las guardias, a lo que añadió que han excedido las horas de trabajo y tienen vacaciones pendientes.

También apuntó que dos profesionales van a cambiar de destino y también señaló que hay concedidas comisiones de servicio por parte de los directivos. Además, señaló que en Alcañices (Zamora), la cabecera de la comarca, existen dificultades en las comunicaciones telefónicas y de acceso a internet. De hecho, puso como ejemplo, los problemas registrados en un ensayo del sistema de atención al ictus por medios telemáticos, con Zamora, que aseguró sufrió hasta cuatro caídas y tuvo que rematarse por teléfono.

100 propuestas

El plan de 100 medidas pone el acento en la mejora de la financiación de la sanidad y la Atención Primaria, así como que se deje de presupuestar por parte de la Junta por debajo del coste. De esta forma, demanda un sistema sostenible que garantice la equidad y la “solidaridad” de las prestaciones.

En materia organizativa, plantea contar con unos gestores que sean nombrados por “méritos” y “capacidad”; recuperar el concepto de “equipo”, ya que CCOO defiende que la organización “tradicional” es “más eficiente”; articular fondos de cohesión que contemplen la dispersión geográfica y la atención continuada; reordenar las zonas básicas de salud y los recursos humanos; delimitar las áreas de difícil cobertura; hacer “funcionales” los consultorios; mejorar la coordinación con hospitales y Salud Pública; acabar con las externacionalizaciones y contratas, y establecer un transporte “programado” en la España ‘vaciada’.

También CCOO demanda definir una cartera de servicios “dinámica y flexible”, centrada en las personas. Ana Rosa Arribas criticó que se amplíe y se ofrezcan nuevas prestaciones sin concretar quién se va a encargar de ello. Por ello, señaló que solo se hacen “anuncios, anuncios y anuncios”, mientras la Atención Primaria “se muere”. Además, apuesta por ampliar la participación de la ciudadanía y los profesionales y mejorar el prestigio de Primaria.

En relación a las condiciones laborales, CCOO exigió unas ratios de 1.500 tarjetas sanitarias por médico y enfermera y 1.000, en el caso de pediatras y enfermera pediátrica; unos cupos “óptimos” por matrona y fisioterapia; el “correcto” dimensionamiento de los equipos de Primaria; revisar la figura del personal de área; un sistema de consultas virtuales con los especialistas; asegurar las sustituciones de jubilaciones y procesos de incapacidad temporal, y desarrollar planes de igualdad y conciliación.

Además, el sindicato busca recuperar el porcentaje salarial perdido, mejorar la retribución por disponibilidad, “siempre voluntaria”, y la movilidad, así como pagar por la nocturnidad y los festivos, junto con una “manutención digna”. Todo ello, junto al incremento de recursos humanos de categorías minoritarias, a la contratación de enfermeras especialistas, la creación de plazas de médicos, enfermeras y técnicos en salud pública y la estudiar la creación de la categoría de celador, conductor.

Sobre la formación y el empleo, el sindicato insta a ampliar el número de plazas MIR, una tasa de reposición del 100 por 100 en todas las categorías, un concurso abierto y permanente, con una movilidad también continua y evitar la marcha de profesionales con contraciones más estables e indefinidas. Además, pide convocar procesos selecciones cada año, establecer una formación continuada, potenciar la investigación y establece un sistema de evaluación de la carrera profesional y retomarla con “normalidad”.

Por último, CCOO propone entre sus medidas potenciar la atención domiciliaria; aliviar las cargas administrativas del personal sanitario; crear unidades de salud mental en Primaria; aumentar el número de Unidades Móviles Medicalizadas (UMES), para que estén en los puntos de atención continuada; mejorar el soporte tecnológico de centros de salud y consultorios y facilitar la posibilidad de consulta telemática.



Las más vistas