El Museo Esteban Vicente afronta su nueva etapa de gratuidad

A.M.
-

El cumplimiento del fin social y el programa experimental 'Semillero del arte', ejes centrales de la agenda de 2020 de la instalación que rinde tributo al pintor segoviano, exponente del expresionismo abstracto americano.

Ana Doldán en el 'Semillero del arte' - Foto: ROSA BLANCO

GALERÍA

Exposición 'La montaña plana. La comarca encantada de José María Yagüe’

Desde hoy, sábado,  se registra una importante novedad en el Museo de Arte Contemporáneo que lleva el nombre del pintor Esteban Vicente, nacido en Turégano, uno de los exponentes de la llamada ‘Escuela de Nueva York’ del expresionismo abstracto americano –cuyas cenizas, junto con las de su esposa, Harriet, están enterradas en el jardín del antiguo Palacio de Enrique IV– y es la gratuidad del acceso,  para cumplir con el fin social que quiso establecer este artista que fue contrapunto plástico de la poesía de quienes acabarían formando la Generación del 27. 
Otro de los aspectos que marcará la agenda de 2020, aparte de las exposiciones que se van a programnar, es la puesta en marcha del programa experimental ‘Semillero del Arte’,  para impulsar la obra de jóvenes artistas vinculados con Segovia, aún fuera de los circuitos de las galerías de arte. 
Dos hitos novedosos en los cerca de 22 años en los que llevan abiertas las salas de la pinacoteca, cuya directora-conservadora, Ana Doldán,  afronta con mucho optimismo. De hecho, aunque el museo ha permanecido cerrado por cambio de exposición, ya hay muchas solicitudes para participar en los proyectos educativos. 
Ana Doldán subraya que la agenda se está cubriendo a pesar de no haber sacado el proyecto educativo vinculado a la exposición ‘La montaña plana’, de José María Yagüe, la primera del ‘Semillero’,  y  añade que «hay una especie de fe de los profesores de que lo que se va a vivir aquí va a ser enriquecedor para los alumnos que están reservando a ojos ciegos, es positivo contar con esa fidelidad por parte de nuestro público, luego funcionan muy bien los talleres de familia, aunque estaban tasados, han cubierto todas las expectativas,  la función educativa no solo se mantiene sino que se incrementa el número de participantes y se suman nuevos colectivos».
No obstante, Ana Doldán asegura que dejar  libre la entrada «no es por una cuestión de incrementar las estadísticas de visitantes, no es nuestro objetivo, sino que, cuanto más público pueda acceder a la cultura, a tener aquí  una experiencia agradable a través del arte que se expone, supone que contribuimos a la labor social que nos hemos propuesto desde el principio, es muy importante que los ciudadanos sientan al museo como dinamizador de la cultura». 
En cuanto al ‘Semillero del arte’,  es un programa experimental que comienza con la exposición que se abre este viernes y que se prolongará, al menos, durante los próximos cuatro años, con el apoyo de la Diputación Provincial. 
Lo que persigue, según Doldán es impulsar la obra de jóvenes artistas relacionados con Segovia que, de alguna manera vinculan su trabajo al territorio, a la naturaleza, generalmente no conocidos por el gran público pero sí reconocidos con becas, exposiciones colectivas y premios, pero no dentro de los circuitos tradicionales del arte».
La directora-conservadora del museo entiende que es una manera de proteger a esos artistas y, sobre todo fijarse en el proceso creativo que lleva a la obra definitiva,  de ahí la invención de un semillero, un banco de ideas, la quinta esencia del pensamiento del artista, que es importante conocer para entender luego la obra definitiva. Físicamente, en una de las salas, se ha creado una estructura, como un invernadero, que supone una protección,  para metafóricamente observar cómo va germinando el proceso donde la supuesta flor es una obra de arte. 
El Museo ‘Esteban Vicente’ continuará manteniendo una calidad en las exposiciones,  de acuerdo conDoldán,  aunque tratando de renovar las líneas y abrirse a otros proyectos, tras dos décadas de existencia. 
Aunque no se ha desvelado aún la identidad de los artistas que colgarán obra,  Doldán avanza que, en un mes, se inaugurará otra exposición itinerante, colectiva, que ocupará tres salas del museo,  dejando una cuarta para una selección del fondo que legó Esteban Vicente  y otra para ‘La montaña plana’,  hasta el 7 de junio.
Este verano, la obra de Esteban Vicente se enfrentará a la de otro artista de reconocimiento internacional, ya fallecido también, mientras que cerrará el año una muestra temática de investigación.