El PSOE exige responsabilidades por el modelo residencial

SPC
-

La Junta de Castilla y León defiende lo «mucho» que ha funcionado, ya que el 70 por ciento de los centros de mayores ha estado libre de covid

La procuradora socialista Nuria Rubio interviene en el pleno de las Cortes. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, defendió ayer lo «mucho» que ha funcionado del modelo de atención residencial de mayores en la Comunidad, donde aseguró que el 70 por ciento de los centros han estado libres de covid-19. Sin embargo, la procuradora socialista Nuria Rubio le recordó que el sistema había hecho «aguas» y le exigió que asumiera responsabilidades.
Blanco argumentó que la sociedad ha hecho frente a una crisis sanitaria que ha afectado, reconoció, al modelo residencial, en el que admitió ha habido «cosas» que han fallado y otras que han funcionado.
«Es el momento de reformarlo», dijo la consejera y de «avanzar» para prever «situaciones similares» y tener los «mecanismos necesarios». La socialista Nuria Rubio le preguntó en qué lugar ha quedado su gestión como «máxima responsable» de las residencias, que recordó forman un modelo que a su juicio «no funciona», puesto que «prima» los intereses económicos por encima de la calidad de vida.
La procuradora invitó a la consejera a imaginarse cómo hubieran sido las cosas en las residencias si las inspecciones hubieran estado al día, se cumplieran las ratios de profesionales, las plazas no fueran en un 70% privadas y se conocieran los datos reales. Además, denunció que la Comunidad es la única donde los fallecidos en residencias superan a los que lo han hecho en hospitales.
Por otro lado, la consejera instó a dialogar dentro del grupo de trabajo sobre los aspectos que deben mejorarse y cuáles mantenerse, dejando a un lado «los prejuicios» sobre lo público y lo privado. La invitación, realizada a todos los grupos, tuvo como destinatario particular a Pablo Fernández, procurador de Podemos y portavoz del Grupo Mixto, quien tendió la mano para sentarse a negociar un nuevo modelo de atención residencial, en el que el cuidado de los mayores nunca vuelva a ser un negocio.
Fernández consideró «imperioso» poner a las personas por delante de la economía y articular un sistema público de centros para mayores. Blanco, sin embargó, criticó la «demonización» de lo privado y aseguró que la incidencia de la covid-19 ha sido similar en las residencias públicas y en las privadas.
Asistencia sanitaria.

Asimismo, en otra de las preguntas de control a la Junta, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, reconoció la necesidad de reflexionar sobre el modelo de atención sanitaria en las residencias pero abogó por una reevaluación en el marco del grupo de trabajo. Pedro José Pascual, procurador de Por Ávila, planteó si Sanidad contempla integrar el modelo residencial, que ahora depende de la Consejería de Familia.
El procurador, médico de profesión como la consejera, sostuvo que ha primado el criterio económico en la gestión de las residencias con falta de preparación de la plantilla y personal escaso para atender a los residentes, que en la mayoría de casos están allí porque no se pueden valer por ellos mismos.
Casado destacó que Sanidad ha dado una respuesta con la creación de los equipos covid residencia, «que han venido para quedarse».