Cultura aborda cambios en su proyecto con algunas fricciones

A.M.
-

El proceso de «reflexión», aún sin concluir, abre con una crisis que ha afectado a la dirección de MUCES

Desde la izquierda, la agregada de la Embajada de Noruega, Lotte Katrine, el secretario de la Delegación Territorial, César Gómez; De Pablos, Luquero y Aguiar. - Foto: Ical

A los seis meses de su llegada al consistorio, Gina Aguiar, concejala de Cultura, se ha sumergido en un proceso de «estudio» de todas las actividades que parten de su departamento que, en su opinión, deben concluir en «cambios a mejor», después de «dinámicas de muchos años».  Hasta que no tenga un diagnóstico  completo y unas medidas de choque Aguiar prefiere no hablar de la profundidad de esta tarea, que define como de «reflexión y mejora».  
Por el momento, quien ha dimitido argumentando una serie de «circunstancias personales» ha sido Eliseo de Pablos, director de la Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia (MUCES), que acaba de cumplir su decimocuarta edición. Este lunes, preguntada por una posible dimisión de De Pablos, Gina Aguiar aseguraba a EL DÍA que, «oficialmente», no había dimitido. Dos días después, el miércoles, decía en rueda de prensa que la decisión se la ha había manifestado a ella y a la alcaldesa,Clara Luquero, «la semana pasada». 
En una comparecencia con loas   cariñosas al trabajo desarrollado por De Pablos por parte de Luquero, en el capítulo de agradecimientos de l que ha sido responsable de la muestra no salió el nombre de Gina Aguiar. La convocatoria a los periodistas había surgido un día después de que este periódico hablara con ambos, aunque los argumentos no casaban. Con un rostro serio,  sin aspirar a escándalos, dada su amistad cobn Luquero, De Pablos hizo balance de la actividad, con 1.400 películas proyectadas, pero no habló de desavenencias.    
Antes había asegurado a EL DÍA que había informado a Luquero, y a Aguiar que él se marchaba si la actividad no mantenía el formato actual: «No me interesa hacer otra cosa», dijo.  Con un presupuesto de unos 200.000 euros,  incluido el trabajo que se desarrolla por empleados municipales, la última MUCES redujo sus actividades, eliminando talleres, conciertos y pago de estancias y viajes de invitados.  Aguiar reconoce que el gasto bajó casi a la mitad, en torno a los  100.000 euros. 
De Pablos pensaba que la idea era bajar aún más el gasto, lo que repercutiría en la merma de la programación, aunque no habló de ello el miércoles. Para el ya ex director de MUCES, esta actividad, donde la contratación se gestiona desde la Concejalía, «es el único evento de cierto nivel que se desarrolla desde el Ayuntamiento, otros son privados», con parte de financiación municipal. 
Después de subrayar que la MUCES es el sexto festival en la clasificación que establece el Ministerio de Cultura, reconocido por la web Cineuropa como el evento de exhibición del mejor cine europeo, De Pablos entendía que «hay un déficit económico muy importante en la Concejalía, se está remodelando, y la muestra de cine es víctima de todo este asunto».
FINANCIACIÓN. Cultura gestiona en torno a 2,5 millones de euros de presupuesto, incluidas las ferias y fiestas, la Casa de la Lectura o los talleres municipales. La Fundación don Juan de Borbón recibe del consistorio 370.709 euros, frente a 15.000 de la Diputación o 25.000 del Ministerio de Cultura. 
De este proceso, Aguiar piensa que, «quizá se caiga alguna actividad, aunque saldrán otras nuevas, pero aún estamos en ello», incluso con financiación externa. La concejala argumenta que solo han pasado unos días de la llegada del ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez, al que ya se le ha pedido una reunión.