Las cestas de Navidad más golosas que se sortean en Segovia

Nacho Sáez
-

Aunque la tradición de organizar porras en Navidad ha decaído, algunos comercios y bares se mantienen fieles. El Pino Dido, en La Albuera, sortea una cesta valorada en más de 1.000 euros.

Antonio García ‘Pino’ posa junto al premio de la Porra La Exclusiva. - Foto: Rosa Blanco

Un BMW X4, una moto Macbor Lord Martin 125, una bicicleta Conor 8500 29, una moto Peugeot Django 125 Evasión y gasolina para un año. En total suman más de 230.000 euros y constituyen el primer premio de La Bomba de Navidad, antes conocida como La Gorda de Navidad. Sus participantes también optan al pago de cinco años de la hipoteca o del alquiler o a tres años de vacaciones gratis en las fechas y destinos que se deseen. Un sueño hecho realidad de la mano de la mayor cesta de Navidad libre de impuestos, pero tan improbable como el Gordo. Los tres números ganadores serán aquellos que coincidan con los premiados del primer, segundo y tercer premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de este domingo.

Algo más modesta y también más accesible es, en cambio, la Porra La Exclusiva que organizan Antonio García ‘Pino’ y Montse de Andrés. De hecho el premio lo tienen a la vista de cualquiera, al otro lado de la barra del bar que regentan en La Albuera, el Pino Dido. Encajado entre la caja registradora y dos cámaras frigoríficas, un baúl negro –que luego descubrirán que es algo más– deja asomarse un jamón, una botella de vino y otra de whisky. Nada especial a ojos de los profanos en la materia y en realidad un premio que puede convertir a su ganador en uno de los grandes anfitriones de estas Navidades que arrancan. Pero vamos a ir a hacer la compra al Mercado Municipal de La Albuera –a escasos metros– antes de tomar la siguiente caña y descubrir qué es ese baúl negro y cuál es el valor exacto de lo que atesora en su interior.

Varias personas aguardan su turno en E. Saura. Una paga y con el cambio recibe una papeleta para participar en el sorteo de lo que se anuncia como una gran cesta de Navidad. Si el adjetivo hace referencia al tamaño del premio, no miente en absoluto: contiene medio centenar de artículos entre bebidas y comida. Su dueño será quien posea la papeleta cuyas cuatro últimas cifras coincidan con el primer premio del Gordo. Unas papeletas que se consiguen por cada diez euros de compra en esta carnicería del Mercado de La Albuera.

Virginia Velasco, de la carnicería E. Saura, muestra la cesta que sortean.Virginia Velasco, de la carnicería E. Saura, muestra la cesta que sortean. - Foto: Rosa Blanco

Este establecimiento –como su vecino Pino Dido– ha apostado por organizar uno de estos sorteos entrañables clásicos de estas fechas, hoy en declive. En sus visitas a los colegas del sector, el presidente de la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos (AIHS), Roberto Moreno, ha podido dar fe de ello. «En las zonas turísticas, como el casco histórico o la avenida del Acueducto, casi ninguno hace porra. Ha decaído muchísimo», señala. El elevado gasto de los segovianos en la Lotería de Navidad –vuelve a ser la tercera provincia española que más juega–, las dudas en torno a las obligaciones a cumplir ante Hacienda y la escasa rentabilidad en muchos casos de esta iniciativa parecen estar detrás de su progresiva desaparición, aunque algunos siguen fieles a la tradición.

«En los barrios hay más apego», apunta el presidente de la AIHS, que pone el ejemplo del Bar Correos. Una familia de pedigrí hostelero de San Lorenzo que, hace poco más de un año, se embarcó en la aventura de iniciar una nueva etapa en el casco histórico y que, ahora, ha querido sortear una cesta entre sus clientes. Como la cervecería Baviera, La Churrería de Nueva Segovia o la empresa de distribución de bebidas Brualdis. También el Colegio de Enfermería ha querido alegrar las Navidades a una de sus profesionales. En todos los casos, no obstante, el valor de la cesta oscila entre los 100 euros (es el caso de Brualdis) y los 250 euros (la Churrería de Nueva Segovia).

UN JAMÓN IBÉRICO. «Lo que yo he hecho es arriesgado», explica el propietario del Bar Pino Dido, Antonio García ‘Pino’. «Nos convenció la gente de Dihose –la empresa distribuidora especializada que gestionan los hermanos Héctor y Daniel San Juan– porque es un poco exclusiva», añade. En concreto, la cesta que sortean se encuentra valorada en más de 1.000 euros al incluir un jamón raza ibérica y bellota cien por cien de Monte Nevado –premiado por Alimentos de España como el mejor ibérico de bellota–; un lomo ibérico de bellota cien por cien de un kilo; un queso de oveja castellano cien ‘Gran Reserva Alta Expresión; un mousse de foie gras Malvasia (Soria) con trufa; un vinagre de Denominación de Origen Jerez Gran Reserva Williams; un aceite de oliva virgen extra Los Arcos; un botellón de vino de seis litros de vino Ribera del Duero Valtravieso Crianza; y una botella de DYC 50 aniversario edición limitada.

Todo ese suculento surtido se entrega presentado en ese baúl negro que pretende servir también como banco para sentarse, pues está preparado para el efecto. «No lo coloques mucho que me lo voy a llevar», bromea una clienta con Montse de Andrés, al frente junto a su marido de un bar de los de siempre en La Albuera. Tomaron el relevo de Ismael, su anterior propietario, hace alrededor de dos décadas y lo rebautizaron con el nombre de Pino Dido en 2007. «Llevábamos un par de años sin sortear una cesta, pero esta vez hemos querido porque se sale de la típica que te meten un vino malucho, un turrón de relleno... En esta, sólo el jamón vale 500 euros», cuenta Pino.

Se hará con ella el que acierte las tres últimas cifras del primer premio de la Lotería de Navidad. Cada participante paga diez euros y recibe cinco números. «A nosotros nunca nos ha tocado nada. Algún reintegro y poco más», remarcan los responsables de este bar. A pesar de esos desencuentros con la fortuna, juegan desde hace 12 años el mismo número a la Lotería Nacional. El 04407 representa los sueños de un futuro como millonarios y es también la fecha en que inauguraron el bar después de reformarlo. «Tenemos a la clientela del barrio, el instituto y el mercado y vamos tirando», asevera Pino, que el domingo sabrá a quién le tiene que entregar esa Porra La Exclusiva o si se la queda él.

La suerte está echada también en E. Saura, que se estrena en esto de sortear cestas. «Es el primer año que lo hacemos. Mi jefe solía regalar botellas de vino a las clientas, pero esto es nuevo», explica Virginia Velasco, una de sus empleadas. Según subraya, la iniciativa ha resultado un éxito al calor del jugoso premio que implica. Unos 500 euros entre botellas de cava, sidra, vino tinto, vino blanco, vino rosado, licores, cerveza, un jamón de seis kilos y medio, turrones, mantecados, aceite de oliva... Así hasta medio centenar de artículos para disfrutar de la Navidad por todo lo alto. Los clientes de esta carnicería del Mercado de La Albuera ya se frotan las manos por si el azar les guiña un ojo.